Una propuesta diferente, digna de pertenecer a Xbox Game Pass

Trek to Yomi destacó en un mes que carece de lanzamientos grandes. El juego sobre samuráis, honor y venganza logra sobresalir por su belleza, su carisma y sus planos, pero decae en el apartado que más importa. A pesar de esto, cuesta elegir la vara con la que medir el titulo de Flying Wild Hog, porque sus ideas resultan interesantes pero no es suficiente. Eso sí, el juego está disponible en el catálogo de Xbox Game Pass y eso hace que, mínimo, valga la pena probarlo.


El jefe de Trek To Yomi / Cinemáticas

La catana cuenta con dos caras

Mi sentir por este juego es ambiguo. Me pone en una situación entrecruzada, porque realmente valoro que los juegos tengan propuestas distintas, sean diferentes y no estén hechos por una inteligencia artificial. Por esto mismo es que Trek to Yomi me gusta. Tiene un apartado artístico fantástico, que si bien no me enamora, es una experiencia distinta a lo que estamos acostumbrados. Con su ambientación y las matices en blanco y negro logra evocar el cine clásico de Japón. Casi siempre nos acompaña un plano horizontal y las icónicas barras negras panorámicas, que terminan por encuadrar pinturas magníficas.

«No necesita un modo foto» es un tweet que leí en el lanzamiento del juego y lo resume a la perfección. El juego está lleno de encuadres preparados a mano, con detalles, vacíos, sombras y luces especiales para cada escena. Definitivamente es lo mejor que puede ofrecer.

Y si bien el arte es un aspecto fundamental en los videojuegos, la principal gracia de estos es el gameplay. La jugabilidad, las mecánicas, su profundidad y cómo estas influyen en la narrativa es lo que termina por definir si un juego merece la pena ser jugado. Es realmente triste, pero mecánicamente… es lo que es, y ya. Trek to Yomi es un juego side-scroller clásico, con un buen puñado de ataques y formas de defenderse. Está bien, y sería realmente hipócrita pedirle más a un juego independiente, por eso su duración. Pero, lastimosamente, es un juego que pasa sin pena ni gloria.


El gameplay de Trek to Yomi

Por último, las físicas (como interactúa y se mueve el protagonista por el escenario) es torpe. Son detalles, sí, pero irónicamente estos detalles se notan demasiado en los planos horizontales que utiliza el juego. Esto con Ghost of Tsushima (comparativa por la ambientación) sucedía, pero como utiliza una cámara en tercera persona, casi siempre pasa desapercibido. Estoy seguro de que a las personas normales no les importan estos detalles, pero personalmente son detalles que siempre tengo en cuenta, porque una vez que los veo, no puedo ignorarlos.

La vara que mide todo

En definitiva, no tengo más para decir. Es una reseña muy concisa porque, si bien sus ideales me gustaron, no disfruté jugarlo y lejos estuve de terminarlo. La historia, los protagonistas, su identidad visual y su gameplay tienen aspectos interesantes, pero que no terminan por ser suficientes para invertir el poco tiempo libre que tengo en estos. Quizás no debería buscar tanto detalle en un juego independiente, pero Trek to Yomi ha logrado destacar por tener una campaña publicitaria, acuerdos con Xbox Game Pass y ser publicado por Devolver Digital. Estoy seguro de que hay muchas personas que lograrán disfrutarlo, pero no es mi tiempo para él.

Gilpster

Gilpster

El hombre orquesta responsable del sitio, también soy un iluso soñador, amante del asado y de los videojuegos ¿Algo más...? ¡ah si! no, en realidad no.
Quizás te podría interesar