En «Stormworks: Build and Rescue» no sos parte de la guardia costera… Sos la guardia costera

Stormworks está actualmente bajo activo desarrollo, con actualizaciones constantes y bien rellenas. Aún así, está lo suficientemente evolucionado como para ser sólido por su cuenta, descontando el posible potencial a futuro. De todas formas, hay múltiples elementos que serán pronto añadidos, y el canal de Discord oficial del juego realiza encuestas y sondeos ocasionales para ver qué quiere la comunidad.

La premisa es simple: Hay gente que necesita ser llevada a lugares o rescatada, cargas que deben ser movidas, incendios que apagar, barcos que remolcar y demás situaciones similares que cuerpos como Prefectura, Guardia Costera, y otras instituciones encargadas de la soberanía aérea y naval de la nación deben resolver. En este caso, la única persona aparentemente capaz es el jugador.

En Stormworks no hay nación ni banderas, y todo este drama tiene lugar en un archipiélago semi-aleatorio de cien kilómetros cuadrados. Cubre escenarios polares, mar abierto, grandes extensiones de tierra e islas pequeñas aisladas. Algunas ubicaciones son relativamente fijas, mientras que otras dependen de la generación aleatoria para ubicarse. Varias islas funcionan como bases y se pueden comprar con el dinero que pagan las misiones. Esas islas más grandes tienen distintas instalaciones como pistas de aterrizaje, helipuertos o simplemente áreas de construcción más grandes.

Una creación basada en el Sikorsky SH-3 Sea King de la Aviación Naval Argentina.

Ese es el gran escenario donde casi todos los días ocurre algún llamado (de momento, telepático) de emergencia o simplemente una oportunidad de ayudar a quien lo necesite. Las misiones de momento no son de lo más variado, pero siempre se pueden descargar más desde el Workshop en Steam. Si rescatar no es lo tuyo, también existe el mercadeo de petroleo, para poder conseguir fondos de forma alternativa.

Nada es fácil, y resulta que para llevara delante cualquier misión primero hay que diseñar al menos un vehículo. Stormworks soporta vehículos terrestres, marítimos y aéreos, o combinaciones de los tres. Construirlos implica usar un editor basado en el clásico sistema bloque por bloque, con algunas especialidades como bloques en pendiente, angulados y demás. No todos los bloques están desbloqueados desde el principio, asegurando que los primeros vehículos sean bastante básicos. Las misiones dan puntos de investigación para avanzar en el árbol de tecnologías.

Con la forma del vehículo construida, hay que agregar bloques técnicos como motores, tuberías, tanques de combustible, ruedas, rotores, hélices, turbinas y mucho más. Finalmente, hay que realizar el cableado del vehículo en un estilo similar al de Scrap Mechanics, donde los bloques se conectan de forma inmaterial, con enlaces solo lógicos.

El Sevmorput. /// FOTO: u/Belgium_Waffles

Hablando de lógica, se pueden hacer mecanismos altamente complejos, y el juego cuenta con un sistema que permite usar puertas lógicas, operaciones matemáticas, funciones y mucho más, para hacer desde simples puertas robotizadas hasta pilotos automáticos de alta precisión. También se pueden condensar todas estas artimañas en «microcontroladores»: Bloques personalizados que contienen gran cantidad de operaciones lógicas con entradas y salidas en su interior.

Las teclas de control se pueden personalizar hasta cierto punto, y solo tendrán autoridad en aquello a lo que se las cablee. Esto permite creaciones con infinidad de botones físicos o lógicos que realicen incontables acciones ¿Hay que rescatar a alguien en el océano? se puede ir en un simple bote, o llevar un helicóptero a todo trapo con cabrestantes automáticos, piloto automático, luces de búsqueda, y auto-estabilización.

A la hora de lo visual, además de formar el vehículo con bloques, cada cara individual puede ser pintada de al menos 32 colores distintos. Si eso no es suficiente, existen bloques especiales que subdividen sus caras en una mini-grilla para poder pintar detalles finos como texto o curvas suaves. Se acerca mucho al pixel art, así que hay que ser inteligente con cómo pintarlos.

El editor parece simple a primera vista, pero sus distintas herramientas y modos rápidamente demuestran lo avanzado que puede ser. /// FOTO: Imagen de promoción oficial

Quizá uno de los aspectos más sorprendentes en un juego de este tipo es el sistema de clima. Existen las inclemencias climáticas de siempre como viento y lluvia, pero estas influyen además en el océano y su entorno. Hacer rescates mar-aire con viento o visibilidad cero es todo un desafío. En el mar, los navíos se van a ver super golpeados por las olas, también influidas por el viento, que las puede hacer circular en todas las direcciones. Finalmente la temperatura también es un factor, afectando tanto al jugador y los NPC como a las creaciones.

Toda la simulación física, por mucho que deje que desear, tiene un costo computacional, y Stormworks lo paga en gráficos. Visualmente termina siendo un juego pobre, con un estilo que recuerda mucho a YLands: Bajos polígonos y colores simples. Por otro lado, ese estilo simplista hace que las creaciones a base de cubos no se vean tan fuera de lugar.

Ciertamente «Stormworks: Build and Rescue» sorprende con su mezcla de conceptos y atención al detalle. Por otro lado, se nota que puede ser mucho más de lo que actualmente es, y por eso está en Early Access. A futuro se ve prometedor, pero ya es un buen juego. Su precio bajo también ayuda a inclinar la balanza a su favor, y no veo motivo para no recomendarlo a todo fanático de éste tipo de juegos.

Redaccion

Redaccion

BERAZATEGAMES es un medio de prensa especializado en videojuegos. Estas son las redacciones que nos han dejado las maravillosas personas que aportaron su granito de arena en forma de colaboración. Para esas personas, mi eterno agradecimiento.
Quizás te podría interesar