El battle royale que nadie esperaba.

Por un lado, la Fórmula 1 es el pináculo innegable del deporte motor. Por otro, las carreras en GTA son super populares y es difícil no encontrar una sesión disponible incluso en nuestra parte del mundo. No era complicado imaginar que tarde o temprano estas dos cosas se iban a mezclar.

Rockstar viene de a poco introduciendo análogos de distintas categorías automovilísticas en respuesta a los pedidos de sus fans. Algunas con más empeño, como NASCAR (Hotring) que llegó con su propio DLC. Otras son simplemente guiños a distintas categorías en forma de nuevos autos, como la WEC/Le Mans (Annis RE-7B, S80RR), WRC/Grupo B (Tropos Rallye, Omnis, Sultan Classic) o WRX (Flash GT, GB200).

En fin, la historia de GTA con los autos de la vida real es extensa, y hoy suma un capítulo más: Monoplazas de ruedas descubiertas. Con la adición del Progen PR4, una imitación del McLaren MP4/6 del 1991, y el Ocelot R88, una mezcla de Lotus 88 y 97t con un poco de indycar, finalmente GTA vuelve a tener este tipo de máquinas desde que fuera Chinatown Wars la última entrega en incluirlas.

El «Ocelot R88» tiene un valor menor de manejo, pero a cambio es GTA$400.000 más barato. /// Foto: JoonasRPKL

Esta vez no solo agregaron autos, sino que una categoría entera con sus propias mecánicas únicas: Las “Open Wheel Races” (denominadas “Carreras de Ruedas Descubiertas” en español) incluyen el sistema KERS, desgaste de neumáticos, paradas en boxes, downforce y toda la adrenalina de manejar los autos más ágiles disponibles.

Algunas veces nombrada Boost, KERS es una mecánica que ya existe en el juego (en la moto Lectro por ejemplo): Al levantar el pedal de acelerador o frenar, la barra amarilla de KERS se llena lentamente. Posteriormente se lo puede activar a voluntad, lo que en la nueva categoría mueve el límite de velocidad del monoplaza a 170 Mph (273 Km/h) y entrega caballos de fuerza extra.

Manejar efectivamente el KERS es clave para la carrera. La estrategia básica es utilizarlo para ayudar a la aceleración en la salida de las curvas, pero se puede administrar la reserva para usarla en sobrepasos por ejemplo.

El «Progen PR4», la opción más rápida de los dos autos disponibles. /// Foto: Rockstar.

Usar KERS en aceleración puede ocasionar pérdida de tracción y dejarnos patinando en la salida de una curva. Esto también causará desgaste, otra nueva mecánicas: Con el pasar de la carrera, simplemente por tomar curvas y por los incidentes que causen derrapes o un aumento de carga en las ruedas, estas irán perdiendo su vida útil. Un neumático con la barra de agarre en rojo requiere tomar mucho más lento los giros para no derrapar, por ende manejar con precisión y no sobre-exigir los cauchos puede aportar a hacer menos paradas en boxes durante la carrera.

Los nuevos boxes son una zona paralela a la recta principal del circuito donde tu auto es arreglado completamente y recibe un cambio de neumáticos. No hay animaciones ni nada muy lujoso y solo se ve una nube de humo al parar. Las ruedas se arreglan de a poco, mientras que las partes perdidas se reparan inmediatamente, por lo que hay que estar atento a lo que realmente hace falta al entrar a los pits: ¿Te quedan muchas vueltas? Capaz estar ese segundo extra para conseguir más vida en los neumáticos sea una buena inversión. ¿Estás cerca del final? No hace falta rellenar toda la barra, sal rápido.

Las alas importan. Si las pierdes chocando vas a sentir la descarga de agarre del auto. Sin el ala delantera es muy difícil doblar, y sin la trasera terminar derrapando es demasiado fácil. Una vez en el pit las recuperas instantáneamente.

En papel, todo parece dispuesto para un gran escenario donde los pilotos más capaces de GTA se enfrenten en la prueba más extrema, pero el juego sigue siendo GTA… Choques, conductas antideportivas, lag y cheaters están presentes en casi todas las salas. La primera vuelta es más Battle Royale que carrera y sobrevivirla casi siempre asegura una buena posición, pero cada vez que haya alguien en tus cercanías vas a tener ese leve sentimiento de que vas a morir.

Analizando profundamente el modo, los problemas salen a flote rápidamente: En el Los Santos Customs puedes cambiar, entre otras cosas, las alas del monoplaza. Cada ala delantera o trasera tiene su propio índice de downforce, por lo que se puede cambiar velocidad punta por más agarre en curvas y viceversa pero… ¡Nada de esto aplica a las carreras! En estas los valores se resetean al de fábrica, por lo que no importa que setup elijas, siempre tendrás el mismo valor de agarre y velocidad máxima que tus contrincantes.

También se puede elegir el tipo de caucho a usar entre «Suave», «Medio» o «Duro», lo que supuestamente gobierna la vida útil de los neumáticos y su capacidad de tomar curvas y responder a aceleración. Esto es engañoso. Funciona perfecto en la carrera pero la única diferencia perceptible es en la vida útil, por lo que elegir gomas duras o suaves solo impacta en cuantos pit stops tienes que hacer, sin ganar ninguna ventaja en curvas o aceleración por elegir las suaves.

Como en las otras categorías, la grilla se ordena aleatoriamente.

De todas las cosas que se pueden modificar, lo que impacta en la performance es… las piezas de performance. En carreras donde se permiten autos modificados (la mayoría), alguien que haya comprado su propio auto por GTA$3.1 millones (Ocelot R88) ó GTA$3.5 millones (Progen PR4) y haya aplicado GTA$300.000 en modificaciones de performance tendrá unas cuantas ventajas de aceleración y velocidad punta.

Personalmente, me gustaría que hubiera más opciones a la hora de configurar los autos para una carrera, que los distintos compuestos de neumáticos tuvieran más efecto, y definitivamente mayores consecuencias por el daño para reducir a cero el tiempo de vida en pista de quienes no gustan de competir y buscan solo chocar.

En cuanto a los autos en si… hay un claro favoritismo hacia el Progen PR4, que tiene mejores valores de agarre, quizás por eso valga GTA$400.000 extra. Ambos tienen acceso a casi las mismas gráficas inspiradas en las que los autos de la vida real llevaban. En mi caso me vi tentado a simular al Williams FW14 del 1991/2.

Sin ser una copia directa, las gráficas hacen clara referencia a las de competidores históricos de la F1.

Se requiere capacidad de supervivencia para pasar las primeras vueltas, temple de acero y una concentración invencible después de que el polvo se asiente para poder participar en estas carreras. El catch up está desactivado por lo que depende enteramente de tu capacidad de poner vuelta rápida tras vuelta rápida para alcanzar a quien vaya por delante y nada es garantía de ganar.

La verdad es que el escenario está dispuesto para librar muy buenas carreras y hasta alguna vez se dan, con duelos impresionantes a altas velocidades en curvas que ningún otro auto puede tomar de la misma forma que los monoplazas. Por otro lado, la experiencia GTA plagada de gente incapaz de manejar decentemente, sumado a la falta de opciones y la barrera de precio para competencias justas hacen que los verdaderos pilotos queden relegados a tener que sobrevivir el battle royale de la primera vuelta y pelear por lo que sea que quede después de la catástrofe.

Redaccion

Redaccion

BERAZATEGAMES es un medio de prensa especializado en videojuegos. Estas son las redacciones que nos han dejado las maravillosas personas que aportaron su granito de arena en forma de colaboración. Para esas personas, mi eterno agradecimiento.
Quizás te podría interesar