RESEÑA FIFA 21 ¿VALE LA PENA? RECOMENDADO

FIFA 21 llega con varias novedades para sus modos más populares

El FIFA es una de esas series de videojuegos que para aquellos que no lo juegan, les parece que no cambia nada entre ediciones. Al igual que en años anteriores, las principales novedades del título de EA Sports son para Ultimate Team y el Modo Carrera, los estilos de juego más populares.

Más ágil y menos pausas

El gameplay (modo de jugabilidad) de los FIFA siempre cambia en algo, algunas veces notándose más y otras menos. En esta edición, los movimientos de los futbolistas se sienten más ágiles con respecto a otros años. Además, sin necesidad de ningún regate especial, se puede esquivar a varios rivales. Este cambio es muy bueno para quienes prefieren jugar de manera más simple y no tan espectacular. La rapidez no solo se nota en los jugadores, si no también en los tiros, pases y hasta en las animaciones cuando la pelota sale del terreno de juego.

Dejando de lado lo anterior, la gran novedad son los desmarques. A partir de esta edición, el posicionamiento de los delanteros y los futbolistas ofensivos será un aspecto clave. Sin necesidad de controlarlos, podemos indicarles que corran al hueco para recibir los pases. lo cual provocará que debamos atacar y defender de otra manera. Es una gran idea para que la jugabilidad cambie en algo.

La simulación ahora sí vale la pena

El Modo Carrera viene recibiendo mejoras año a año. Para el FIFA 21, las principales novedades afectan a la simulación de los partidos y al entrenamiento de los jugadores, dos aspectos claves en la carrera.

El cambio en la visualización de los partidos simulados se venía pidiendo hace tiempo. En la anterior edición, solo existían dos opciones para disputar los encuentros: manejar a tu equipo de manera normal o directamente saltar al resultado, lo cual era muy aburrido. Ahora, también se pueden ver de una forma comparable a los Football Manager. En una especie de pizarra se muestran los movimientos de tus futbolistas de una manera más acelerada, pero esto no es todo. En cualquier momento se puede tomar el control del equipo si no está rindiendo como uno se lo espera. Esta mecánica vuelve más divertida la simulación, a veces generando más ganas de disputar los partidos de esta manera que de la normal.

En esta nueva forma de simulación se puede observar el rendimiento de los jugadores y su forma física, además de las estadísticas del partido.

El Modo Carrera también se volvió un poco más complicado, porque ahora el calendario está en nuestras manos. Nosotros somos quienes decidimos cuándo entrenar y descansar. Además de la moral y el estado físico, hay que prestarle atención a la soltura. ¿Cómo la controlamos? Si un futbolista juega poco o no entrena, tendrá muy bajo este ítem, lo cual repercutirá en su rendimiento dentro de la cancha. Esto le agrega un poco de dificultad a este divertido modo.

Otra novedad interesante es el desarrollo de los jugadores. ¿Te sobran extremos pero te faltan laterales? Ahora existe la posibilidad de cambiar la posición de los futbolistas, lo cual mejorará ciertas estadísticas. Como con los demás cambios, todo depende de nosotros y provoca que debamos prestarle mayor atención al juego.

El mercado de transferencias también sufrió ciertas modificaciones. A principio de la partida te da la opción de que los traspasos sean más realistas, poniendo ciertas restricciones. Además, ahora los equipos te pueden ofrecer intercambio de jugadores y se agregaron los préstamos con opción a compra. Estas novedades hacen sentir a este modo un poco más cercano a la realidad, como es la idea. Por último, desde el inicio se nos da la posibilidad de pedir un espaldarazo financiero, sin necesidad de hacerlo de la manera de otros años. Esto es una buena mejora ya que era tedioso tener que salir de la carrera para pedir esa ayuda.

Más cooperativo que nunca

El Ultimate Team lleva años siendo el modo de juego más importante del título de EA Sports. Para el FIFA 21, las novedades principales son el agregado del cooperativo en varias secciones del FUT y la personalización de los estadios.

El modo cooperativo era algo esperado por los jugadores habituales y fue implementado en Division Rivals y Squad Battles. El multijugador favorece principalmente a esta segunda sección, ya que se juega contra la IA y no contras otras personas. Esta novedad suma muchas horas extra de juego y diversión, pero deja con ganas de más. El FUT Champions también debería tener su variante cooperativa porque muchas veces llega a ser cansador disputar 30 partidos en solitario. Además de todo lo anterior, se agregaron eventos por equipos, en los cuales se ganan recompensas especiales según el bando elegido.

Luego de invitar a tus amigos, desde el lobby se decide a cuál modo de juego elegir: Squad Battles, Division Rivals o simplemente amistosos.

El otro aspecto nuevo es la posibilidad de customizar tu estadio de distintas maneras. El himno del equipo, el color de las redes y las tribunas, los patrones del césped y la música de los goles son personalizables. Todo esto permite que nos sintamos más identificados con nuestra cancha, la cual también refleja nuestros logros en FUT. Lo positivo es que si no te gusta nada de esto, se puede optar por usar uno de los reales.

Horas extra de juego y dificultad

Las novedades del FIFA 21 tienen como principal efecto el aumento de la dificultad del Modo Carrera y las horas de juego en Ultimate Team. El primer modo es cada vez más realista, lo cual produce que sea más difícil que antes. Por su parte, el cooperativo es la causa por la que den más ganas de jugar al FUT. Con solo estos cambios mejora notablemente con respecto a la anterior entrega y es una gran forma de dar una buena transición entre generaciones de consolas. Esperemos que para FIFA 22, EA Sports profundice todavía más sobre estos dos aspectos.