RESEÑA: F1 2020

Con F1 2020, Codemasters acertó en los cambios, pero sigue siendo Codemasters

F1 2020 es un logro: resuelve algunos de los reclamos que vienen apilándose hace años, incluso entre tanta adversidad en el mundo real. Si bien es un producto sólido, Codemasters todavía deja cosas que desear en varios aspectos.

El videojuego oficial del pináculo del deporte motor se centra, en esta edición, en resolver muchos problemas de la anterior, y festejar los 70 años de la Formula 1. Lamentablemente, con todo lo que pasó en el medio desde Marzo hasta el día de hoy, el F1 2020 que llegó a las tiendas no celebra la actualidad, sino un concepto de como esa actualidad debería ser.

Por un lado, es genial ver el calendario completo que había para esta temporada, con 22 carreras que pasan por los grandes clásicos como Australia, Bahrein, Monaco y Bélgica, mezclados con nuevos escenarios como Vietnam y Países Bajos. Por otro, ese calendario está muy alejado de lo que esta temporada tiene. Si bien es subjetivo el preferir uno u otro, el hecho de que F1 2020 no refleja la real temporada 2020 es innegable.

La edición Schumacher incluye muchos de los legendarios autos que el Kaiser manejó durante su paso por la categoría.

El tema pistas terminó en una discusión importante, ya que el Campeonato Mundial de la Formula Uno 2020 tendrá una cita en Mugello, Italia. El juego no tiene esa pista, y según Codemasters tampoco la tendrá. Esto abre la puerta para que llegue como DLC, poco probable, y tampoco será parte del calendario del juego si es agregada de esa forma.

Las diferencias continúan en otros aspectos, y uno de los más obvios es el auto del equipo Mercedes. En Febrero el equipo lo presentaba con una librea principalmente blanca, cambiando finalmente el legendario plateado. Para el reinicio del calendario, cerca del final de Junio, Mercedes apareció con un auto mayormente negro. Este cambio tampoco se vio reflejado en el lanzamiento del juego, aunque Codemasters confirmó que llegará en una actualización futura.

Hablando de cambios que nadie esperaba, la jugabilidad siempre ha sido tema de mucho dialogo. F1 2020 está muy lejos de ser un simulador, incluso con sus complicados sistemas de setup, temperaturas, mecánicas y demás. El manejo simplemente no está a la altura, y la respuesta de los distintos sistemas tampoco refleja nada cercano al realismo. Codemasters ciertamente es capaz de ir en esa dirección, pero F1 2020 es un juego, así que es improbable que lo hagan.

Si bien por los tiempos se puede deducir quien está con gamepad, teclado o volante, sería ideal poder tener esa información.

Esto no quita que la jugabilidad haya ido evolucionando, en especial con el obsceno crecimiento de los eSports en estos tiempos. Esto llevo a rectificar muchos problemas de los títulos anteriores. Uno de los más notorios era, por ejemplo, que para conseguir mejor rotación en las curvas, había que bajar los cambios (independientemente de la velocidad). Esto es totalmente no intuitivo y condena a muchos a ser lentos sin encontrar solución. Esto fue corregido, y ahora los autos rotan correctamente según su agarre, velocidad, geometría de la curva, suspensión, etc.

El no ser super realista brinda accesibilidad, y F1 2020 prometió abrirle las puertas a todos los pilotos, sin importar su método de control. Ciertamente el teclado pone límites muy notorios, pero es fácil ajustar la inteligencia artificial y los sistemas de manejo para obtener el nivel de desafío correcto. Seguramente no venza a nadie que esté usando un volante, pero esa gente seguro terminará corriendo contra sus pares y no contra mi.

En todos los casos, los botones son completamente reasignables, logrando comodidad total en el teclado, o perfecta correlación visual con los volantes específicos del hobby. También acompañan todas las opciones de sensibilidad, rebounding, force-feedback, y mucho más, para que cualquier método de control se sienta bien al jugar.

Por algún motivo, Codemasters se reusa a habilitar el mouse en el modo foto, haciendo los controles bastante imposibles.

Otra gran evolución llega en el tema gráficos, con mejoras notables a la iluminación, efectos y fidelidad visual en general. Lamentablemente, esa fidelidad visual pide un sacrificio alto en cuanto a requisitos de hardware, que no se correlaciona del todo con la calidad obtenida. Las consolas por supuesto no tendrán problema (y tampoco opciones gráficas).

Hablando de cambios, F1 2020 incluye el «Podium Pass», un pase de temporada que funciona igual que todos: Jugar el juego te hace ganar puntos para subir de nivel, desbloqueando cosméticos. Es posible comprar el Podium Pass con la moneda premium del juego. Si pre-compraste F1 2020, deberías tener suficientes monedas para comprarlo. Lo que te sobre lo puedes gastar en el item shop o ahorrar para la próxima temporada.

El Podium Pass incluye libreas para autos, usables en multijugador y modo «Mi Equipo», trajes de piloto, guantes y cascos de distintos diseños. Otra nueva inclusión son las celebraciones y poses, para el podio y las distintas gráficas de tu piloto respectivamente. El Podium Pass también entrega monedas premium cada cierta cantidad de niveles, devolviendote hasta 7500 PitCoins, un 84% de las 9000 PitCoins que cuesta el pase.

El Podium Pass se puede subir de nivel en todos los modos, aunque ciertamente algunos dan bastantes más puntos que otros.

Para terminar con las adiciones, la más grande es quizá el modo «Mi Equipo», donde podremos armar un team propio para competir con los diez reales por hasta diez temporadas. Mi Equipo permite elegir el tema visual del auto, trajes, e instalaciones, el logo del equipo y mucho más, incluyendo los desbloqueos del Podium Pass. Los equipos de F1 tienen dos autos, y por eso este modo también trae un mercado de pilotos, para contratar un segundo piloto. Al principio solo se pueden costear pilotos de la Formula 2, pero con dedicación (y ahorro) también se puede llegar al actual campeón Lewis Hamilton como compañero.

El sistema de partes del auto funciona igual que en el modo carrera, que a su vez sigue siendo casi igual al de F1 2019. Ahora se pueden mejorar las instalaciones del equipo para permitir desarrollos mejores y más rápidos, o simplemente abrir una instalación de marketing y relaciones públicas para dejar contentos a reporteros y público.

Tanto en sus modos offline (autos antiguos, F2 2019, Carrera, Mi Equipo, etc) como online en modo competitivo, F1 2020 no falla en entregar diversión en toda su rama de ofertas. Por supuesto, siendo una franquicia deportivas con entrega anual no puede ser perfecto ni revolucionario, y los cambios llegan a cuentagotas, pero eso no detiene a esta edición de ser una de las mejores hasta la fecha.

Redaccion

Redaccion

BERAZATEGAMES es un medio de prensa especializado en videojuegos. Estas son las redacciones que nos han dejado las maravillosas personas que aportaron su granito de arena en forma de colaboración. Para esas personas, mi eterno agradecimiento.
Quizás te podría interesar
dirt 5 wallpaper una premonición de que no vale la pena dirt 5
ARTÍCULOS
Redaccion

DIRT 5: DOBLE PRECAUCIÓN.

La última oportunidad de Codemasters para capturar nuevamente a los fans de Dirt Codemasters anunció el retorno de una de sus franquicias más famosas. Dirt

Leer más »