outriders demo

Una amalgama agresiva inspirada en The Division y Destiny

Desde que Destiny salió al mercado allá por 2014, no han sido pocas las empresas que han intentado replicar su éxito. Ubisoft tiene su The Division, EA tuvo su Anthem, y ahora Square Enix también quiere el suyo propio. People Can Fly es el encargado del proyecto Outriders, y hace unos días pusieron a disposición un demo bastante interesante tanto en contenido como en concepto.

La demostración nos deja jugar las primeras misiones de lo que será el videojuego cuando se lance en abril. Outriders cuenta la historia de cómo la Humanidad, intentando colonizar el planeta Enoch, se encuentra con una tormenta (The Anomaly), la cual una persona al contacto con ella, recibe poderes sobrehumanos.

Los looter shooters suelen tener narrativas bastante áridas, generalmente con mucha exposición, y quizás alguna voz en off mientras cumplimos cierto objetivo, como para dar un poco de personalidad a los personajes. Desafortunadamente no se logra mucha conexión entre el jugador y el mundo ficticio. People Can Fly parece intentar contar una historia un poco más tradicional. Si bien al principio del juego creamos nuestro propio personaje, éste una vez empezado tiene su propia personalidad, no es simplemente un avatar como acostumbra a ocurrir en el género.



En los hombros de los gigantes

Outriders se decanta por ser un shooter PVE en tercera persona con coberturas, bien a lo de The Division. Las similitudes con el título de Massive Entertainment no sólo se limitan a esto, el núcleo jugable es prácticamente el mismo. El sistema de coberturas funciona igual, cuando uno se está resguardando en una zona y quiere trasladarse a otra, el juego da la posibilidad de hacerlo automáticamente. No es estrictamente manual como Uncharted o Tomb Raider. También se tienen tres armas: dos principales y una secundaria. Para cambiar la principal, sólo necesitamos presionar una sola vez △ o Y, y si queremos elegir la secundaria, debemos mantener presionado por un segundo.

Lamentablemente el gameplay no es tan refinado como el de The Division, muchas veces el sistema de coberturas no funciona como tal. Es frecuente que el personaje no se cubra a pesar de que se lo indicamos. A la hora de los disparos, la cosa es un poquito más estable. El recoil tiene cierto parecido a Bulletstorm, la anterior obra del estudio polaco. Es raro porque uno se desenvuelva en primera persona y el otro en tercera. Quizás tenga que ver con el audio, porque las armas suenan muy parecidas en ambos juegos.

De Destiny también sacó lo suyo. Una vez conseguimos nuestros poderes, podemos elegir a qué clase pertenecer. Tecnomántico se especializa en largas distancias, Piromántico en medianas, y Tramposo y Devastador en cortas. Cada camino se siente único, con sus respectivos árboles de habilidad y desbloqueables. Lo que se destaca de Outriders, es que estos poderes se recargan bastante rápido, por lo que el juego invita mucho usarlas constantemente y no a guardarlas para un momento en específico.



Afortunadamente algo que acelera mucho la jugabilidad es la inteligencia de los hostiles. Su intensa agresividad impulsa al jugador a no quedarse quieto, por lo que se que complementa muy bien con el uso reiterativo de las habilidades. Ir cambiando constantemente de coberturas hace dinámicos los enfrentamientos, y no quedarnos cómodos detrás de pilar esperando a que el enemigo asome la cabeza. Y es acá dónde Outriders logra hacer clic con su propuesta: la movilidad del personaje, la audacia de la IA y las herramientas que propone, hacen que el verdadero disfrute se encuentre dónde tiene que encontrarse, en su gameplay.

Spanglish

No todo es color de rosa, la mezcla de sonido no es para nada buena. Cuando se utiliza alguno de los poderes más devastadores, el volumen se incrementa exponencialmente. Se torna muy molesto, y obliga a que lo tengamos muy bajito o a soportar el desnivel. Un problema que también viene de la mano son las voces. La localización no es para nada mala, pero por alguna razón a veces de la nada cambia al idioma anglosajón, algo que curiosamente ocurrió en la beta de otro proyecto de Square Enix, Marvel’s Avengers. La buena noticia es que falta todavía un mes para el lanzamiento, y algo totalmente solucionable.

En el apartado gráfico, Outriders no se distancia mucho de Bulletstorm, en especial los personajes, que no buscan el fotorrealismo, sino un diseño más estilizado. Las zonas que se pueden ver también recuerdan mucho al juego previo de People Can Fly, con lugares devastados, naves estrelladas y páramos desérticos. Su simpleza, hoy en día, pueden tornarse algo genéricos, algo que siempre termina jugando en contra. Por suerte, no hace ojos ciegos con los colores como pasó por aquella séptima generación, y de vez en cuando se dan lindas postales, más logradas por la puesta artística que por el neto poder gráfico. Cumplidor.



A los números me remito

El botín es fundamental en el género, y muchas veces marca el éxito o fracaso de una entrega. Lo que se ha visto en el demo es muy sencillito, tantos las armas como las vestimentas se diferencia por su número de daño o defensa, y obviamente se va a elegir siempre el que sea mayor. Visualmente al ser el inicio de la historia no se ve nada llamativo, la gran mayoría son ítems de rareza poco común o rara. Seguramente más avanzada la cosa, lo exótico empiece a aparecer más frecuentemente. En cuanto a lo verdaderamente importante, el endgame, imposible preverlo ahora. No queda otra que esperar a abril.

En tiempos en los que los demos cada vez escasean más, es siempre destacable que una compañía lance uno con tanta anticipación. El de Outriders da una idea honesta de sus intenciones, donde el hincapié más grande es el del combate y lo que lo rodea. Su puesta narrativa parece querer complacer a los que no suelen meterse en esto de los looter shooters, pero en definitivamente no puede dejar de lado su naturaleza, y eso va a ser lo que decante su futuro una vez se termine la campaña. Las bases están, y eso por lo menos es levantarse con el pie derecho.

ImOctavius

ImOctavius

Redacción. Soldado de Kojima.