RESEÑA DE Pokemon Legends Arceus

Nuevas formas de capturar y combatir en un intento de mundo abierto

¿Qué fanático de Pokémon no soñó alguna vez con un juego de mundo abierto donde fuera posible atrapar una gran variedad de monstruos? Aunque pudo haber llegado antes, esa es la premisa de Pokémon Legends: Arceus, el nuevo título desarrollado por Game Freak. Esta novedad ya anticipaba que esta entrega sería muy diferente a todas las anteriores.

Un inicio lento para entender lo básico

Lo primero que hará el juego es darnos la misión para nuestra aventura por Hisui. El mismísimo Arceus nos encomendará completar la Pokédex para volverlo a ver, pero la forma será distinta a la que nos tiene acostumbrado la franquicia. El primer personaje que veremos será el profesor de la región, con quien aprenderemos lo básico para atrapar Pokémon. Luego de un rato en el que conoceremos a varios personajes principales y elijamos el inicial, volverán a explicarnos cómo funciona lo de capturar. Sí, otra vez. Esta ocasión también servirá para ver los tres distintos comportamientos de los monstruos: los pacíficos, los huidizos y los agresivos. Cada uno de ellos requerirá de un método distinto para atraparlos. Lo más molesto de este tutorial es que no te da nada de libertad. Aunque suene algo contradictorio, podrían dejarnos algo más de lugar para la prueba y no una explicación paso a paso.


Cyndaquil, Rowlet y Oshawott serán los tres iniciales del juego. Cada uno de ellos contará con una evolución regional.

Recién luego de hora y media de juego empezaremos a ser libres para recorrer el mapa. El mundo estará dividido en varias zonas, por lo que no es un mundo abierto del todo. Uno de los grandes cambios de Legends: Arceus es en la forma de completar la Pokédex: ya no basta con capturar un ejemplar de cada especie, ahora será necesario conocerlos más. Atrapar varios iguales, verlos usar ciertos movimientos, derrotarlos en combate y más. De esta manera apreciaremos más a los distintos Pokémon, al ver cómo se comportan en su hábitat. Este cambio es un buen avance para que sea más divertido llenar la Pokédex.

El otro concepto que nos explicarán rápidamente es el de los crafteos. Los objetos que en entregas anteriores se compraban en las tiendas, ahora pueden ser creados con materiales que se encuentran por el mundo. Lo que me descoloca de esta mecánica es que no haya ni una pequeña animación. Todo sucede dentro de un menú.

Los combates, algo secundario

El segundo gran cambio de Legends: Arceus respecto a los otros títulos de Pokémon se ve en los combates. Por primera vez en la historia de la saga principal, las batallas entre los monstruos de bolsillo son algo secundario. No hay casi entrenadores y los que hay tienen pocos Pokémon. Esto se debe a que el título se ambienta en los orígenes de la región Sinnoh, en ese entonces llamada Hisui. Los habitantes nativos se relacionaban con los Pokémon de distinta manera, sin usar Poké Balls, y los recién llegados le tenían miedo, por lo que no había necesidad de pelear. Por otro lado, los combates se pasan rápido gracias a la velocidad de los movimientos.

A pesar de haber sido simplificados (por ejemplo, los Pokémon no tienen habilidades), a las batallas se les agregó la mecánica de estilos de los ataques. El estilo rápido y el estilo fuerte afectarán el orden de los movimientos de distinta manera. El rápido hará que los ataques tengan cierta prioridad y nos puede permitir dos turnos seguidos, pero a la vez reducirá su potencia. El fuerte es lo contrario: más potencia, pero nos quitará una oportunidad de atacar.

Un detalle que no llega a ser utilizado es la posibilidad de mover al personaje durante los combates. Al desarrollarse en el overworld, este aspecto podría servir para algo más que solo para mover la cámara. Apenas lo usan, de cierta manera, en las peleas contra los Pokémon señoriales, los jefes del juego.

Gráficos feos, un punto que resta bastante

La saga de Pokémon nunca se caracterizó por sus grandes gráficos, eso es innegable. Pero a pesar de esto, la mayoría de las veces el estilo elegido era bonito, a su manera. Este nuevo título de Game Freak no tiene nada de eso, lo cual le resta mucho. Muchos paisajes que deberían verse hermosos como en casi cualquier mundo abierto, acá no llegan a apreciarse como es debido por estos fallos.


El agua, de lo más feo de los paisajes. Los árboles tampoco colaboran.

A pesar de esto, el diseño de los Pokémon no se ve tan afectado por los fallos gráficos. La fealdad del entorno convierte a los monstruos en obras de arte, aunque se vean como siempre. El único problema es que no se suelen ver tantos Pokémon juntos, lo cual podría disimular los paisajes.

Este punto creo que no afectará tanto a los fanáticos de la franquicia, ya que las mecánicas harán que le prestes menos atención. En cambio, si alguien no tan metido en la saga se había interesado en Legends: Arceus, los gráficos de hace diez años probablemente lo terminen alejando.

Villa Jubileo, el centro de operaciones

Como era de esperarse por la época en la que está ambientada, esta entrega de Pokémon no iba a tener muchas ciudades. Es más, en Legends: Arceus solo recorreremos un pueblo y será el del inicio, Villa Jubileo. Ahí tendremos nuestra pequeña casa y estará la base del Equipo Galaxia (no te preocupes, en esta época eran buenos), donde nos darán las misiones principales.

Villa Jubileo arranca como un pueblo con pocas casas, pero irá creciendo a medida que completemos misiones, tanto principales como secundarias. La gente se encariñará con los Pokémon y empezarán a unir fuerzas para hacer crecer la villa. Esto es un gran detalle para que le prestemos atención al pueblo y no sea solo un lugar de paso. Lamentablemente, a muchos lugares ni siquiera podrás entrar, lo cual no tiene mucho sentido con la tienda de ropa y la peluquería.


El rancho reemplazará al PC, ya que no existía en esa época. Podremos ver cómo varios Pokémon se mueven, pero no será nada especial.

El regreso de las monturas

Una de las novedades de la llegada a Alola en 2016 con Pokémon Sun & Moon había sido la aparición de las monturas. Esta mecánica venía a reemplazar a los ya anticuados movimientos ocultos, que en su mayoría eran inútiles en combate. Luego de unas entregas donde se ausentaron, volvieron para Legends: Arceus. En este nuevo título, podremos llamar a ciertos Pokémon para explorar la región con mayor facilidad, tanto por tierra como por agua o por aire. El traslado por tierra es el que muestra más errores, ya que varios lugares por los que uno trepa parecerían estar bugueadas.

El gran problema de las monturas es la imposibilidad de sacar a tus Pokémon mientras estás en ellas. Se torna muy molesto tener que bajarse cada vez que uno quiere pelear o capturar algo salvaje. Al menos esto no sucede con la montura acuática de Basculegion, desde la cual se puede hacer todo eso.

Un gran cambio que no puede quedar ahí

Pokémon Legends: Arceus significa un gran cambio para los juegos de la saga principal de la franquicia. La nueva forma de atrapar Pokémon y de combatir es muy diferente a los que nos tenía acostumbrados Game Freak, pero no se pueden estancar en esto. Es realmente inaceptable que se vea como se ve, siendo un videojuego lanzado en 2022 y que pertenece a la franquicia que más dinero genera. Este título debe servir como punto de partida para que la saga suba su calidad.

Esta entrega supera a los últimos títulos de Pokémon, aunque para eso no se necesitaba mucho. Por eso, si sos fanático de la saga, tenés que probar Legends: Arceus. En cambio, no lo recomendaría para quienes no están familiarizados con Pokémon.

Quizás te podría interesar