¿VALE LA PENA NEO: THE WORLD ENDS WITH YOU? ANÁLISIS

Con humor y personalidad alcanza para no perderse en el olvido

Los tiempos cambian constantemente, lo que ayer fue tendencia, hoy ya es anticuado. The World Ends With You es un hijo de su era, que aunque no hayan pasado demasiados años, se siente lejano a la distancia. Aceptaba la cultura anime de principios de milenio, con su arte, su música y sus referencias. Con Square Enix y Nomura detrás, no se convirtió en el éxito más grande de Nintendo DS, ni tampoco uno que rivalizara a su primo Kingdom Hearts, pero sí en uno muy querido. Catorce años después, muchos pedidos, secretos a voces y un relanzamiento en Switch, llegó por fin su secuela, NEO: The World Ends With You.

¡Peiná a tus personajes, Nomura!

Es fácil distinguir la estética de la saga, incluso tantos años después. La secuela mantiene esa esencia, pocas cinemáticas, viñetas que abarcan toda la pantalla y trazos negros que bordea el colorido cel shading, haciendo a un lado la cámara lateral para el gameplay. El carácter urbano y grafitero vuelve, con una Shibuya estilizada que continúa sin imitar la realidad. Lo comiqueríl se hace fuerte también en la exploración, como cuando nos acercamos a los NPC y vemos, arriba de sus cabezas, nubes de texto con sus pensamientos.


cinematicas de NEO: The World Ends With You

Los diseños de Tetsuya Nomura también regresan, con esos personajes de peinados imposibles y sus ropas extrañamente vanguardistas. Ni en Final Fantasy ni en Kingdom Hearts sus modelos se trasladaron tan bien como en NEO: The World Ends With You. La escena de historieta le viene perfecto para que esos modelos se mantengan lo más fiel posible al arte original.

A pesar de salir para PlayStation 4 y Nintendo Switch, no se puede negar el hecho de que gráficamente no se vea muy potente, en especial si lo comparamos con lo último lanzado por Square Enix. Hasta podríamos entrar en la discusión de si realmente se ve ampliamente mejor que Kingdom Hearts II, que salió en 2005. Aún así, el juego es reminiscente a aquella época, y la decisión por la que no se vea moderno es indudablemente deliberada.

Genshin Impact, el último referente

NEO: TWEWY nos plantea una pequeña ciudad como mapa, separada en pequeños sectores. Un diseño de niveles muy simplista que a día de hoy se ve superantiguo. Aunque en realidad estos escenarios son una simple excusa para situarnos en arenas donde combatir. En el primer juego, veíamos a nuestro personaje de costado, como si de un brawler de los noventas se tratase. Ahora le vemos la espalda, muy parecido a Kingdom Hearts, lo que logra más dinamismo y velocidad en las batallas, pero sacrificando un poco la precisión y lo ajustado de los controles. Igualmente no es un problema alguno, y resulta muy efectivo.

El sistema de batalla es muy sencillo, sólo se ataca con un botón. Tiene cierta similitud con Genshin Impact, controlamos hasta cuatro personajes, pero sólo podemos tener activo uno por vez. Cada tecla representa a uno de los personajes, por lo que con ∎ atacamos con uno, pero si apretamos ▲ lo hacemos con otro. Esto resulta que los combos no dependan de una gran habilidad con el mando o de combinaciones difíciles, sino que el disfrute del combate se dé cambiando constantemente de personajes. Hay una barra de porcentaje, que se va llenando según qué tan resultonas hayan sido las combinaciones, que cuando llega al 100%, se desata el máximo poder.


combate de NEO: The World Ends With You

El hecho de solo se pueda atacar con un botón puede resultar por demás monótono, pero afortunadamente es posible personalizar este aspecto. Existen los pins (sí, las chapitas redondas) que representan diferentes habilidades. Éstas se ganan de diferentes maneras y son muy distintas entre sí, desde lanzar bolas de fuego hasta patadas de larga distancia. No todos los personajes son capaces de dominar cada una, lo que implica que debamos saber cuáles elegir, y qué dejar atrás.

Pues el mundo termina contigo, tío

No hace falta haber jugado la primer parte para entender NEO: The World Ends With You. La historia gira en torno al joven Rindo y su grupo de amigos, quienes se hallan encerrados dentro de un juego macabro, y que la única manera de salir es ganándolo. Claramente no es la trama más innovadora, en especial en la actualidad, pero lo que la hace resaltar a la obra de h.a.n.d. es su humor y los integrantes de los distintos equipos. Por demás estrafalarios, cada uno más peculiar que el otro, son los que llevan la narrativa a sus espaldas, como Minamimoto, que se la pasa haciendo juego de palabras relacionados a la matemática.

La música sigue la misma sintonía, con un hiphop y nu metal de principios de siglo. Ya con solo escuchar la intro del juego notamos una clara intención de que todo se sienta lo más familiar posible. Todo muy acorde al resto del videojuego.


explicacion mundo de NEO: The World Ends With You

Algo que no me pareció del todo correcto es la traducción al español. El trabajo hecho no está para nada mal, pero está muy localizado para la zona ibérica. Hay muchos términos que nunca se usan en Latinoamérica, y otros que directamente desconozco su significado. No es un problema muy grave, ya que aunque sepa su definición, el contexto me resuelve cualquier detenimiento, pero creo que debería haberse ajustado un poco mejor el asunto, ya que este labor también abarca el continente americano. En definitiva es algo subjetivo, y sé que hay muchos españoles que prefieren estos cambios, pero es algo que creo merece ser mencionado.

NEO: El mundo no terminó en Nintendo DS

La palabra NEO en el título puede llegar a hacer pensar a más de uno que hay una revolución sustancial para la saga, si es que con dos entregas podemos llamarla así. Pero lo cierto es que sí es una evolución, pero una muy medida. Como en su momento fue un lanzamiento producido bajo costo, lo mismo ocurre hoy. Esas limitantes que hicieron a TWEWY una obra de culto se repiten, pero con variaciones que las consecuentes consolas trajeron consigo. La nueva perspectiva de detrás del personaje no es un paso lógico, es una demanda de los tiempos modernos. Un Action RPG con la cámara antigua haría sentir el juego más viejo de lo que ya aparenta.

NEO: The World Ends With You no es el juego más puntero, ni el más ambicioso, pero todo lo que quiere hacer lo logra con creces. A veces solo es necesario tener personalidad y carisma, y a veces a uno le basta con poder volver a un momento en el que ni el framerate ni los píxeles interesaban. Eso sí, y es un poco tarde para decirlo, te tiene que gustar el anime para entrarle. Al menos es único.

ImOctavius

ImOctavius

Redacción. Soldado de Kojima.