guilty gear strive beta

Arc System marca el camino a seguir para el resto de las compañías japonesas

Arc System Works hace más de veinte años que se dedica a hacer juegos de lucha, pero recién logró resonar en el colectivo videojugabil en 2018 con Dragon Ball FighterZ, probablemente el mejor videojuego de la obra de Toriyama. Evidentemente el éxito conseguido logró que sus demás títulos atrajeran también la atención, y nombres como BlazBlue y, en especial, Guilty Gear comenzaron a tener cada vez más relevancia. Este último no se quedaría en el cajón, y el estudio anunciaría un año más tarde una nueva entrega, -STRIVE-. Aquel trailer de presentación ya quedó muy atrás en el tiempo, pero esta semana finalmente se dispuso la primer beta abierta, ¿qué es lo que nos tiene preparado Daisuke y su estudio?

Unreal 4, más que suficiente

-STRIVE- indudablemente entra por los ojos. Si Xrd todavía sigue viéndose impecable, este nuevo Guilty Gear, sin las restricciones de PS3, lleva el apartado visual a un nuevo nivel. Esta vez haciendo uso del Unreal Engine 4, tanto los personajes como los escenarios son de lo mejor actualmente. Hay una mayor cantidad de animaciones a la hora de ejecutar movimientos, lo que provoca que los protagonistas ahora están animados a más cuadros que anteriormente. Los planos dramáticos regresan más espectaculares que nunca, con los clásicos ángulos de ArcSys. Y finalmente los detalles que surgen durante un combate, como partículas, destellos y el desenfoque del motion blur cierran un paquete contundente.

Algo muy interesante es que según en qué escenario se dé la partida, éste refleja su puesta en los personajes. Si es un lugar nevado, los combatientes se verán iluminados por una luz más pálida, y si luchan al amanecer, éstos se ven con colores más apagados y oscurecidos por las sombras. Obviamente que con la actual era del Ray Tracing no es algo que sorprenda, pero hay que recordar que no hay iluminación alguna en tiempo real, y que los personajes de las obras de Arc System son sólo sprites 2D sobre polígonos.

La interfaz tampoco se queda atrás. Cuando logramos acertar un combo, aparece abarcando casi toda la pantalla, por detrás de los luchadores, el número correspondiente a la cantidad de golpes continuos que dimos. Asimismo si contrarrestamos un ataque, aparecerá la palabra «counter» igual de gigante. Claramente el título alude ni quiere pasar desapercibido.



Heaven or Hell

Una práctica que ha sido frecuente en la pasada generación fue la de reducir las mecánicas con el objetivo de atraer nuevos jugadores. Prácticamente todos los que la han aplicado han conseguido resultados irregulares. Para muchos lo único que se obtiene con esto es una jugabilidad menos versátil y más aburrida. Guilty Gear intenta algo similar con -STRIVE-, sin dudas se ve más lento y menos alocado que las últimas versiones de Xrd, un abanico con menos varillas. Aún así, el gameplay sigue siendo frenético y la variedad de combos y posibilidades siguen siendo altas.

La identidad de la saga siempre ha sido la singularidad de los personajes. Muchos juegos autoproclaman a los suyos como únicos, pero después todos lanzan proyectiles y luchan siempre con un arma en mano, diferenciándose solo, a gran escala, en velocidad, daño y alcance. Afortunadamente Arc System sigue apostando por una distinción real. A veces no para el gusto de todos, intentar respondera las acciones del enemigo puede volverse más difícil de lo habitual por simplemente conocimiento. Faust prácticamente es un personaje que juega a poner trampas, arrojando items al suelo y despistando, mientras que Nagoriyuki tiene la habilidad de robar vida, además de que puede sacrificar el 50% de la suya para hacer más daño.


Giovanna es uno de los nuevos personajes, siempre acompañada de su loba Rei.

En la beta se puede jugar con trece personajes. El único de los anunciados que no está es Mito Anji. La mayoría vuelven de entregas pasadas, pero no muy diferentes a cómo se siempre mostraron. Los que sí recibieron cambios sustanciales fueron Chipp y Faust. El primero por haber invertido un buen tiempo levantando pesas en el gimnasio, y del segundo no hay mucho que decir, cambia tanto como Yoshimitsu. Además de los conocidos, hay dos nuevos luchadores, Nagoriyuki, un vampiro que recuerda un poco a Justice por su tamaño y su atuendo blanco, y Giovanna, quizás la que más estilo tenga, con su cabello colorado y una loba verde que la acompaña constantemente en su espalda.

Let’s Rock!

Guilty Gear siempre se vio relacionada con el hard rock y el heavy metal. Incluso algunos de sus personajes hacen alusión a músicos rockeros, siendo los más obvios Ky Kiske y Axl Low. Para -STRIVE-, Daisuke Ishiwatari decidió que cada personaje tenga su propio tema, y la verdad es que están todos tremendos. «Smell of the Game» ya se volvió un clásico en la comunidad, pero otros nuevos como «Colors», el tema de Faust, y «Society», de Potemkin, no se quedan atrás. El de Giovanna, «Eye to Eye», se aleja un poco y se deja influir por el sonido de los Beastie Boys, también excelente.



La pandemia actual dejó en evidencia un problema muy grande con los juegos de pelea: la gran mayoría funcionan muy mal online. El caso más crítico seguramente sea el de Smash Ultimate, pero en general ninguno de los japoneses ha estado a la altura. El año pasado intentando resolver esto, Arc System cambió el netcode de la versión de PC de XX Accent Core Plus R, y para sorpresa de todos, fue un completo acierto. Una entrega de nicho pasó a formar una comunidad muy dedicada porque ahora se podía jugar decentemente. -STRIVE- cuenta con el mismo sistema, y funciona a la perfección. Es cierto que la beta tuvo sus problemas, en especial para simplemente poder acceder a ella, pero una vez comenzamos una partida, 0 problemas.

Lo que no fue tan acertado es el nuevo lobby. Anteriormente los juegos de la desarrolladora nipona comprendían una sala que imitaba la apariencia de un salón arcade, allí podíamos encontrar a otros jugadores para enfrentarlos. No era lo más cómodo, pero tenía su encanto. El nuevo sigue un estilo similar pero es un poco más confuso. Es una torre en la que nuestro avatar se posiciona en uno de los pisos según nuestro nivel. Si subimos, no podemos luchar contra nadie que esté en uno inferior, pero podemos desafiar a cualquier que esté arriba. Claramente está destino a que los jugadores menos capaces se enfrenten a los Daigo y SonicFox. Sólo el tiempo dirá lo efectivo del método.

Con sus pros y contras, Arc System Works demuestra porqué hoy se codea entre los grandes del género. Su capacidad para igual cualquier producción animada está más que clara, pero que se hayan esforzado en mejorar el matchmaking no es poca cosa. Quizás la idea de simplificar la jugabilidad no contente al sector más hardcore, pero al menos la complejidad sigue ahí. Lo más importante siempre de un juego es que sea divertido, y creo firmemente que en eso Guilty Gear -STRIVE- cumple con creces.

ImOctavius

ImOctavius

Redacción. Soldado de Kojima.
Netlix y los videojuegos streaming

NETFLIX Y LOS VIDEOJUEGOS

La empresa de entretenimiento apostará por ampliar el catálogo de su plataforma Netflix es, probablemente, el servicio de streaming más reconocido de todos. No porque