FIFA 22 ES UN JUEGO PRESCINDIBLE EN LA NEXT-GEN REVIEW ESPAÑOL

El monopolio del fútbol

Los videojuegos de deportes están cada vez más monopolizados. A excepción del tenis, que no tiene un buen juego hace generaciones, todos los deportes grandes son dominados por una sola franquicia. El básquet está cubierto por 2K Games y el béisbol por PlayStation Studios. Mientras que el hockey sobre hielo, el fútbol americano, la UFC y el fútbol real son monopolizados por Electronic Arts. Lejos han quedado esos días donde Konami le hacía partido por nuestra atención. Es normal, Konami nunca buscó innovar su fórmula sino que vivía de los fanáticos de PlayStation 2 mientras que Electronic Arts la paró, miró, hizo un cambio de banda y corrió hasta que se terminó la cancha con una velocidad inigualable, pero no tiró un centro. Se quedó en el corner esperando, porque nadie lo marca y gana 2-1. Prefiere hacer tiempo.

Es realmente una desilusión lo que está sucediendo con FIFA 22. Es el segundo juego de la nueva generación y no vimos un game changer que haya sobrevivido al marketing. Sí, me refiero exclusivamente al Hypermotion que prometía «más de 4000 animaciones nuevas, interacciones más orgánicas y realistas sobre el terreno de juego junto con la presencia física». Existen, pero son detalles. Las animaciones nuevas de a ratos se hacen valer por sí mismas. Se pueden observar caídas nuevas o choques gratificantes, pero la presencia física es inexistente como siempre. No solo los jugadores siguen atravesándose, sino que empecé a notar que la hitbox de los arqueros es demasiado grande y casi nunca «tocan» la pelota. Son detalles, pero de nuevo, este juego solo «mejora» detalles.


arqueros en fifa 22
No se ve porque soy un buen fotógrafo, pero detrás de la pelota, esta nunca colisiona contra las manos del arquero.

Mi Ultimate Team

Sin dudas alguna, el mejor modo de juego hace años. FIFA Ultimate Team es el eje gravitacional de toda la experiencia en FIFA 22 y varias de sus mejoras se aplicaron al resto de modos. Principalmente está la personalización mejorada, que nos permite tener un club menos genérico con los banderines, carteles, trapos y demás conjuntos que acarrean la mirada eurocentrista del fútbol. Es una lástima que no te permitan crear tu propia camiseta y escudo como en otros modos, haciéndote depender exclusivamente de los kits ya existentes o los horrores creados por Electronic Arts.

Otro cambio que realmente agradezco es el progreso en Rivals. Antes juntabas puntos semanales que se comparaban con el resto de jugadores, y en base a eso te recompensaban. Algo que sucedía a menudo, era que terminabas tus partidos en una posición y cuando cerraba, probablemente te dejaba por debajo debido a que la gente te lograba superar. Ahora estas recompensas están directamente vinculadas a tus victorias, más ganás, más recibís. De igual manera, los partidos cooperativos cobran más relevancia y está genial, a menos que sea en local. Seguramente sea porque el juego no puede renderizar la segunda flecha, no lo sé, pero no encontré forma de poder compartir al gran BERAZATEGAMES para competir online. Sí, se pueden jugar los Squads o amistosos contra la IA, pero no tiene el mismo resultado.

Un último apartado que no logré probar es FUT Champions. Nunca fui lo suficientemente fanático como para conseguir los puntos necesarios para participar, y menos para querer pasar mi fin de semana jugando 30 partidos. Por suerte eso ya dejó de existir. Una vez conseguís los puntos suficientes, se juegan unas eliminatorias para obtener una ficha y entrar al formato más competitivo de Ultimate Team. Acá también hay cambios que se agradecen. En vez de desperdiciar todo el fin de semana, se juegan menos partidos y ganás puntos por más que pierdas. En base a eso, tu recompensa el Ultimate Team de FIFA 22.


La mirada eurocentrista del fútbol hace que EA no incluya ningún tipo de ambiente sudamericano. A pesar de tener acuerdos exclusivos con la CONMEBOL y todos los clubes relacionados, estos se sienten ajenos y carecen de la personalidad única que nos caracteriza. Algo que en eFootball sí se molestan en realizar, y se nota mucho.

Y los demás

Continuando con la idea competitiva, el modo de Clubes PRO es el más competitivo de los «casuales». Es un modo que tiene sus fanáticos, pero que no tocaba desde el FIFA 15 en PlayStation 3. Poco ha cambiado desde entonces, pero ahora se incluyen dos novedades estéticas que son bienvenidas. Por un lado se agregó la misma personalización del club que en el modo carrera. Por otro está la inclusión de jugadoras para tener partidos mixtos, que al no incluir un cambio mecánico (solo algo estético), es una inclusión genial que no afecta en nada al juego.

Era algo inminente, que se comenzó con los partidos de Volta. Este último modo de juego es tan único que inclusive necesita una pantalla de carga propia para llegar a su menú. Personalizable a más no poder y con una progresión idéntica a Clubes PRO, el juego incluyó nuevos modos interesantes, que están disponibles por tiempo limitado. ¿Para qué? Si ya es difícil conocer a alguien que tenga una consola de nueva generación, todavía lo es más que tenga un FIFA 22 y aún más encontrar un tiempo en común para jugar. Con @pancho-wav solo pudimos jugar una vez juntos desde que Electronic Arts, amablemente nos envió el juego. Un día a mitad de semana, por la la tarde. Buscamos desaforadamente el futbol-tenis «para las risas» pero es un modo exclusivo del fin de semana. Novedades limitadas, lo que faltaba.

Por último queda el modo Carrera que su máxima novedad es la creación de un nuevo club. Hay que elegir entre una plantilla de camisetas, que contienen casi todos los modelos del juego y solo se puede cambiar el color. No está mal, hay por lo menos dos camisetas que te van a gustar, pero podría ser más personalizable. Igualmente si elegir una camiseta es limitado, los escudos lo son todavía más. Se eligen en base a un set de colores menor, y muchas veces ni siquiera se respeta esto. Realmente mal implementado, cuanto menos.


Encontrar partida en FIFA 22 next gen
Esto es un problema más que común en cualquier modo de juego.

Sacá del medio, eFootball

Como mencioné anteriormente, cada modo es un mundo. Volta continúa siendo frenético y absurdo a un nivel que tiene un meta completamente distinto. Y si bien con el resto de modos pasa algo similar, todos comparten que, en su actualidad, es un juego más lento. Te obliga a jugar con cabeza. Si bien todavía se puede tirar un pase adelantado y correr, ya no es la norma. Desde mi experiencia es un juego que premia el jugar en equipo, que tiene lindos cambios visuales, pero que mantiene errores de entregas anteriores. El famoso control fantasma (desde el anterior juego para Xbox Series), que todavía no esté preparado para el quick resume (característica principal de la next-gen) y que no haya crossplay son errores inentendibles para una experiencia de nueva generación.

Como siempre, FIFA 22 es una experiencia realmente completa. Te ofrece varios modos de juegos a los que te podés dedicar exclusivamente sin aburrirte, y es en definitiva una experiencia online, que busca que juegues contra otras personas, ya sean amigos o no. Quizás este sea su mayor problema, porque casi no hay jugadores. La cantidad de personas que tengan una consola de nueva generación es poca, y todavía se segmenta más al tener que comprar FIFA 22. Lo peor de todo es que el juego no tiene cossplay, así que es mejor esperar.

Incluso cuesta encontrar partida en Rivals, que probablemente sea el modo de juego más popular. He consultado en grupos para saber si era mi problema, pero me han dicho que la situación en PlayStation 5 es incluso peor. Algo impensable para quienes estén en Xbox One o PlayStation 4. Es por eso que me parece una entrega prescindible. Si no podés aprovechar al máximo el componente online, no hay sentido de comprar este FIFA. Es mejor esperar a que el juego llegue a mitad de vida útil y acceder a él mediante EA Play o Xbox Game Pass. Mientras tanto, a seguir pateando con el juego anterior.

Gilpster

Gilpster

El hombre orquesta responsable del sitio, también soy un iluso soñador, amante del asado y de los videojuegos ¿Algo más...? ¡ah si! no, en realidad no.
Quizás te podría interesar