Review en español de Clan O'Conall
LOGO BERAZATEGAMES RECOMENDADO

La travesía del trío celta en un mundo colorido y despiadado, Clan O’Conall me tomó por sorpresa

Entre tanto triple A de disparos, simuladores inaccesibles para los mortales y obras que cuestionan la razón del ser humano, es más que grato encontrarse con un plataformero sencillo, atrapante y desafiante. De parte de Hitgrab Inc. somos partícipes en tu estereotípica aventura fantasiosa de héroes. Donde tres hermanos deberán hacer lo posible para rescatar a su padre de las garras de un ente malévolo dispuesto a colocar las trampas necesarias para detenerlos. Y fuera de lo que podría aparentar un miembro más de tan acostumbrado género, Clan O’Conall se las arregla para destacar sus propias virtudes.

Los hermanos sean unidos porque esa es la ley primera

Desde un principio, ya tendremos acceso a los tres personajes jugables. En contra de la estrategia típica de estos títulos donde los vamos desbloqueando o se nos obliga a elegir uno con determinadas habilidades. Por un lado, tenemos a Killcanon que se puede resumir en tu típico guerrero con espada. Es el personaje más versátil de entre los tres, así mismo, también tenemos a Haggish que podemos definirlo como un tanque. Mucha vida, golpes devastadores pero muy lento. Y finalmente, conocemos a Clakshot, una hábil arquera que, como intuirán, es muy rápida a costa de recibir mucho daño y hacer poco.

Una vez presentados, nos toca familiarizarnos con sus habiliades, virtudes y debilidades. Por lo que los primeros niveles funcionan como un campo de práctica, donde a menudo se nos presentan situaciones que pueden ser afrontadas desde los tres puntos de vista. Si estamos sobre el enemigo, podemos decidir atacar a distancia para limpiar la zona con las confiables flechas, arrojarnos sobre ellos con un satisfactorio pisotón o simplemente dar la cara ante ellos. En ese sentido, Clan O’Conall nos da la oportunidad de manejarnos a nuestro antojo. Eso si, esto no quiere decir que podamos limitarnos a dominar un solo personaje.


Introducción de Clan O'Conall
Cada uno de los personajes cuenta con su color distintivo lo que los hace más distinguibles durante los combates, siendo estos rojo, verde y azul.

El que avisa no traiciona

Para evitar que nos mal acostumbremos a las dos mecánicas que más nos acomoden, el título nunca va a dejar de presentar zonas de plataformeo que conforme avanzamos, se vuelven de las secciones más desafiantes. Y no estoy hablando de simplemente aprender a usar a los tres personajes para cada situación, como que Haggish pueda mover objetos o que Clakshot pueda activar interruptores. Sino que debemos dominar la rapidez con la que suceden estos cambios.

Por ejemplo, en ciertas ocasiones nos encontramos los clásicos niveles donde algo a un lado de la pantalla nos persigue, por lo que corresponde avanzar lo más rápido que se pueda. Desafío que es aún mayor cuando se nos pide que rotemos entre ellos, estando atentos al obstáculo que tengamos delante. Muchas ocasiones deberás hacer un salto, cambiar en el aire, hacer un dash, volver a rotar, columpiarte y así sucesivamente en cuestión de segundos. Y cuando se consigue, la satisfacción es inmensa.


El primer nivel de scroll automático, donde avanzamos para evitar morir
Estas particulares escenas suelen ser presentadas como una sección que una vez dominemos, casi parecerá automática de lo irreal que luce el resultado final.

Manejo de los valientes

Pero esta satisfacción no se consigue por el hecho de lograr la meta en sí, sino que el crédito también corresponde a los más que pulidos controles. He de admitir que esa era una de las cuestiones que más incógnitas me despertaba: el saber cómo funcionaría el sistema de rotar entre personajes. Y fuera de todo pronóstico, y para bien, no existe ningún tipo de restricción para el cuando hacerlo. Clan O’Conall arroja por la borda toda propuesta de una estrategia clara y nos da las herramientas para usarlas a nuestro antojo.

Pero no solo se trata de rotar en el aire, sino también de lo cómodo que resulta moverse por los escenarios. La mayoría de saltos pueden ejecutarse con cualquiera de los tres personajes y en varias ocasiones los obstáculos refieren a las capacidades del jugador más que las habilidades únicas. Por lo que la experiencia se vuelve mucho más versátil y óptima. Eso sin mencionar el combate, que parece tener varias influencias como las de Super Smash Bros. Donde cada figura cuenta con su respectivo movimiento de recuperación. Además de que estos pueden ser mejorados con la moneda del juego junto con las estadísticas base como la vida máxima.


Pantalla de mejoras y habilidades para los personajes
Estas mejoras son accesibles e incitan a que completemos los niveles al cien por ciento, esto quiere decir, tomando todas los insectos del nivel, secretos y acabar con todos los enemigos.

Clan O’Conall-Man

A lo largo de mi travesía no podía quitarme de la cabeza los recuerdos del Rayman de dos dimensiones (que, en mi opinión, es su mejor versión) pero estos pensamientos no fueron una simple comparación, sino el darme cuenta de lo poco imaginativo que puede llegar a ser, a veces, el plataformero 2D. Y ojo, no lo digo por el título hoy presente. Ya que este se encarga de darle una vuelta a las características más usuales. Muchas de ellas son estéticas o relacionadas al soundtrack, pero hay una que es fundamental para su gameplay.

Como dije antes, tenemos el caso de los personajes que, por poner un ejemplo, se limitan a skins alternativas en el caso de Rayman. Y en el resto, se suele reducir a tener que elegir solamente uno. Esta libertad de tener tres personajes a nuestra disposición y cada uno necesario en cierto momento, le otorga mucho carisma a la totalidad del gameplay. Lo que junto a sus controles hacen que se sienta increíblemente sincronizado, a pesar de que esta característica suele ser propia de los cooperativos.


Nivel quince de Clan O'Conall
Los jefes son una verdadera prueba de todo lo que hemos aprendido aparte de no escatimar en lo recompensante que resulta descifrar la combinación perfecta de rotaciones para acabar con ellos.

Con ganas de más

Si les soy sincero, me gustaría poder explayarme mucho más en todo lo que acaban de leer. Pero al mismo tiempo, creo que esta experiencia tiene que pasar por ustedes porque así se va a valorar aún más. Clan O’Conall está hecho con mucho cariño, pero eso no quita que me haya encontrado con algunos errores técnicos que, si bien no arruinan la experiencia, ciertamente la entorpecen. En una ocasión, por algún motivo, a un enemigo no le cargó la propiedad de la barra de vida por lo que era invencible. Así mismo, el jefe del nivel ocho por ejemplo, estaba desincronizado con el audio. Por lo que era menos disfrutable.

Fuera de errores menores como este que son fácilmente solucionables con un parche. Debo decir que estoy maravillado con todos los aspectos del juego. El precioso soundtrack llenó, para mi sorpresa, de temas lúgubres en escenarios de destrucción. Contrario a la idea típica de siempre mantener una oda épica de fondo. Los bellos escenarios con esos árboles con hojas puestas una por una en un arte que fue hecho completamente a mano. Diseños creativos y otro sin fin de aspectos que por si solos, le dan muchísimo mérito a la obra. Y aprovechando las actuales ofertas de verano de Steam, no veo razón para dejar pasar este juego que, si bien no es nada revolucionario, no deja de ser altamente recomendable a cualquiera dispuesto a aceptar su desafío.

Beronicle

Beronicle

Como muchas y muchos, me inicié con un Brick Game. Ahora acá me tienen, admirando la portada de Smash Court Tennis Pro Tournament 2 a medida que me trato de hacer un lugar hablando de mi pasión, los videojuegos.