Dos jóvenes confrontan sus miedos con magia, un libro sin acabar y pixelart

Indonesia ha sido una gran fuente de obras indies en los últimos años, Coffee Talk fue lanzado hace unos meses y ya se convirtió en un pequeño gran éxito. Toge Productions, en un no parar de lanzamientos, nos da una muestra de su nueva aventura gráfica, A Space For the Unbound.

Pareciese que toda entrega de esta desarrolladora tiene que tener un pixelart precioso, y es que A Space For the Unbound inmediatamente entra por los ojos. Su estilo minimalista retrata las zonas rurales de Indonesia, que poco han sido exploradas en el género. Los diseños de los personajes tampoco desentonan, en especial porque tienen un toque de artista de historieta independiente que resulta muy agradable, aún faltando al detalle.



Sin dudas la clave de toda aventura gráfica es la historia. Y si bien es cierto que con una demo de treinta minutos es difícil lograr un buen juicio, se puede percibir una narrativa clásica a lo The Secret of Monkey Island. La trama gira entorno a dos personajes, Atma y Nirmala, quienes están intentando completar un libro, más precisamente el epílogo. Ambos tienen un vínculo con lo sobrenatural, y sus superpoderes presumen una parte vital para el avance de la aventura. En la demo se puede apreciar también que esta búsqueda se entrelaza con temas delicados como el abuso familiar y el bullying, y cómo el dúo intenta hacerle frente.

Sin necesidad de reinventar la rueda

Lo sobrenatural no sólo se limita a la narrativa, sino que también forma parte del gameplay. En ocasiones tendremos que invadir el subconsciente de personajes y resolver puzzles sencillos pero imaginativos, para que aquellos afectados, por ejemplo, entren en un estado de sueño, para así nosotros poder tomar ventaja de tal condición. Otra similitud con el clásico de LucasArts es el desplazamiento lateral del personaje. Nos moveremos por las calles de una ciudad de Indonesia y tendremos la posibilidad de interactuar con los NPCs que se encuentren de camino. Algunos otorgaran ítems, otros simplemente expandirán el universo plasmado.


Invadir el inconsciente de personajes es una mecánica habitual a la hora de resolver puzzles.

La escena independiente siempre se ha caracterizado por personajes sin voces, y este juego no es la excepción. Aún si bien el sonido en lo demás es escaso, las melodías simples son agradables y conllevan bien la atmósfera tranquila y pacífica que el juego quiere ambientar. Los instrumentos de cuerdas son los que monopolizan la banda sonora y son los que complementan el tono melancólico de la obra.

A Space For the Unbound sabe bien cuáles son sus fuertes, encaminándose por un rumbo sin grandes pretensiones. La editora tiene experiencia en videojuegos de este tipo y conoce muy bien su público. Sin fecha de salida pero con una demo en Steam, no sería raro asumir que pronto tengamos el juego a la venta. Lo que sí es seguro es que una vez esté disponible, los amantes de las aventuras gráficas van a poder disfrutar una experiencia sensible que, por lo pronto, parece que no dejará indiferente a nadie.

ImOctavius

ImOctavius

Redacción. Soldado de Kojima.
Quizás te podría interesar