videojuegos del futuro

Nuevas consolas, GPUs, procesadores y estándares en la industria. 5 puntos clave que definirán los videojuegos del futuro

El futuro cercano de los videojuegos probablemente esté dominado por encantos distintos a los comunes. Las nuevas consolas y placas de video se venden más por ser eficientes, pequeñas, soportar RTX, o rápidas, que por ser más «poderosas». Lo mismo pasa en la nueva generación de consolas, como expuso nuestro análisis.

Resulta que como especie, estamos casi al final del camino en la miniaturización de semiconductores propuesta por la ley de Moore, poniendo un freno a la capacidad de achicar los integrados. Si no se pueden achicar los integrados, no se puede «simplemente» poner más poder en un paquete del mismo tamaño.

Con un cambio tan radical en cómo mejora el poder computacional año tras año, los juegos del futuro probablemente se distinguirán por las siguientes claves:

Las nuevas consolas «all digital» amenazan con la extinción de los medios físicos.

1 – Nada de trucos inter-nivel

Las pantallas de carga han plagado los videojuegos desde siempre, incluso cuando la única espera era la de un arcade encendiendo. En la actualidad, gran parte del marketing se centra en el «Seamlessness», la ausencia de cortes en la acción; no habrá más trenes o ascensores interminables, pantallas negras, o simples barras de progreso; incluso la transición entre distintos juegos siendo instantánea es uno de los puntos de venta en la nueva generación de consolas.

Si bien no procesar lo que no es visible es un truco muy conocido, la aplicación a gran escala del «culling» se hizo posible gracias a la velocidad de los discos sólidos. Poder leer tan rápido disminuyó el pop-in de texturas y assets a casi cero en PC, y las consolas recién ahora están por experimentar ese gran cambio. Bienvenidos al 2010, consoleros.

Tomando el camino opuesto, los devs puede elegir mantener las pantallas de carga a cambio de mundos más complejos y amplios. Actualmente el seamlessness es bastante prohibitivo en cuanto a diseño en general, requiriendo trabajo meticuloso para ocultar transiciones. Los videojuegos del futuro entonces tendrán la opción de no incluir pantallas de carga, o de poner todas las fichas en justificarlas con contenido y complejidad.

Uno de los usos más viejos, aunque para nada sin cortes, de los trenes y ascensores mágicos para cambiar de nivel, se da en Half-Life.

2 – ¡Cortaste toda la luz!

Uno de los cambios más radicales en cuanto a fidelidad visual es la iluminación: Hace poco más de 20 años era estándar «hornear» el brillo de la luz en las texturas. Todo era estático y final, sin importar lo que pasara en el mundo. Obviamente, siendo el nacimiento del 3D en tiempo real, era imposible imaginar lo que deparaba el futuro.

Poco después llegaron las «fuentes dinámicas», trayendo la capacidad de prender y apagar la luz, o agregar detalles como fogonazos de armas iluminando el entorno. Normalmente si hay luz, hay sombras, pero hasta este punto no aparecían. Otra de las falencias del momento era que las luces podían estar prendidas o apagadas, pero no moverse.

El gran avance llegó bajo el nombre de «iluminación dinámica», donde las computadoras finalmente fueron capaces de calcular qué es lo que una fuente ilumina, en tiempo real. Existen infinitas implementaciones distintas para lograr luz dinámica, y muchos títulos usaban filtros para solo calcular efectos sobre cosas que se movieran, ahorrando poder computacional.

Incluso juegos antiguos como Quake 2 se ven enormemente beneficiados con mejorar únicamente la iluminación.

Hasta este punto todos son atajos matemáticos para lograr efectos convincentes, algo que cambió con la introducción del «Ray Tracing», que simula el funcionamiento de una fuente de luz; se usan «rayos» emanados desde la fuente en todas las direcciones, calculando trayectoria y energía lumínica de cada uno. Ambas propiedades cambian en cada rebote del rayo y dependiendo del material golpeado. La carga computacional de esta técnica es gigante, y por eso se usan procesadores específicos incluidos en las GPU solo para este fin.

De momento, todas las implementaciones de ray tracing tienen poco impacto apreciable, salvo en títulos gráficamente pobres como Minecraft. La nueva generación de consolas tiene soporte nativo de esta tecnología, y cada vez más títulos buscan incluirla de alguna forma.

3 – 4K y más allá

4K es la moda del momento, lo que todos quieren tener como sello en la cajita de sus productos. Muy poca gente tiene siquiera acceso a hardware que soporte contenido 4K de forma decente, pero esto está por cambiar. La nueva generación de consolas quizá lo ofrezca con algunos sacrificios, en una lista muy limitada de títulos.

Los desafíos computacionales del 4K son exponenciales, requiriendo muchísimo más poder que el famoso 1080p. De hecho, es lo que está empujando los tamaños de archivo a niveles ridículos. Tan solo para un minuto de video 4K, se pueden necesitar desde 15 Gigabytes en adelante, dependiendo de la calidad deseada. Esto contrasta fuertemente con un minuto de video 1080p, que va desde menos de un solo Gigabyte hasta dos o tres, dependiendo de la calidad.

En el caso de los videojuegos del futuro, esto se traduce directamente en un juego más pesado. Destiny 2 (2017), Call of Duty (2020), Quantum Break (2016) y otros ya superan fácilmente los 150 Gigabytes, debidos mayormente al uso de texturas 4K. Cabe recordar la diferencia entre resoluciones de pantalla y de texturas: resolución de texturas mayor significa archivos más grandes, y más vRAM requerida; más resolución de pantalla requiere más poder de procesamiento de la GPU en general.

Existe una relación entre resolución de pantalla y la distancia/tamaño de pantalla a la que es apreciable. Es importante tenerlo en cuenta para evaluar la «utilidad» del 4K. /// Gráfico: Duke University.

4 – Inteligencia Artificial

Las inteligencias artificiales están cada vez más presentes, y una de las últimas grandes conquistas es el DLSS, el antialias mágico de NVidia. Esta es solo una de las tantas formas en las que la inteligencia artificial transformará los videojuegos del futuro.

En fronteras menos técnicas, y si los desarrolladores deciden agraciar a sus fans, habrá implementaciones que mejoren la autenticidad de los NPCs. Si buscamos ejemplos, los exponentes son de múltiples épocas y géneros: entre los mejores se destacan el sistema A-Life, de S.T.A.L.K.E.R. (2007), F.E.A.R. (2005), y Red Dead Redemption 2 (2018). Lamentablemente no es un área en la que se dedique mucho, y se nota.

Otras posibilidades para aplicar esta tecnología son infinitas, y no hay una sola area del desarrollo de videojuegos que no se pueda ver beneficiada. Desde NPCs más creíbles hasta alivianar el trabajo de animadores o diseñadores, la IA llegó para quedarse y solo se puede imaginar los avances que traerá.

El DLSS parece una solución mágica, donde una IA elige qué fragmentos renderizar a mayor resolución para eliminar artefactos de aliasing. Esto salva poder computacional de forma notable.

5 – Esquemas monetarios

Suscripciones, DLCs, micro-transacciones, expansiones, pases de temporada y battle passes son algunos de los trucos ya conocidos para re-monetizar un videojuego luego de su lanzamiento original. Son todas prácticas normalizadas e incluso esperadas por los fans.

No hace falta mirar mucho hacia adelante, ya que UFC4 (2020, EA) incluyó publicidades de Amazon Prime Video entre matches. Los fans se hicieron escuchar fuerte y EA removió los ads tan rápido como los agregó originalmente. Quizá suene extraño en el mundo de los videojuegos, pero ads entre contenidos es la regla en otros servicios como el streaming.

En otro ejemplo reciente, las nuevas Xbox van a tener opciones de financiación mediante suscripción al servicio Game Pass. Este híbrido purchase-lease es uno de los modelos más viejos para vender celulares, atándolos a una suscripción con un carrier con un contrato de duración mínima, y ahora llega al mundo de las consolas.

Todavía está por verse cuanto duran las increíbles ofertas de la mayoría de los servicios de suscripción. Se espera que en los próximos meses los precios empiecen a subir gradualmente.

Palabras finales

Quizá no esté en la lista, pero valen mencionar las experiencias sociales, mayormente vía multijugador indirecto, con uno de los mejores ejemplos siendo Death Stranding (2020). Además, existe el simple deseo de tener mecánicas más complejas, que formen parte de sistemas mejor inter-relacionados en los videojuegos del futuro pero, en la mayoría de los casos, ambos son aspectos que no dependen enteramente de la tecnología ni del tiempo.

Por supuesto, cuesta mucho distinguir lo que realmente marque a los juegos del futuro, de los deseos personales, e incluso comunitarios, de los jugadores. Además, también hay que buscar un balance entre lo que dictan las consolas versus las PCs. El empaquetado de hardware siempre detuvo el progreso y seguramente lo siga haciendo, pero al fin y al cabo es el frente donde los videojuegos más penetran en la vida de las personas.

Redaccion

Redaccion

BERAZATEGAMES es un medio de prensa especializado en videojuegos. Estas son las redacciones que nos han dejado las maravillosas personas que aportaron su granito de arena en forma de colaboración. Para esas personas, mi eterno agradecimiento.
Quizás te podría interesar