CUANDO HALLOWEEN NO DA MIEDO - VIDEOJUEGOS RECOMENDADOS DE TERROR

Desde novelas visuales hasta shooters cooperativos, Halloween es mucho más que screamers y jumpscares

Llega octubre e inmediatamente se empieza a respirar Halloween. Los amantes del terror están más felices que Geoff Keighley al encontrarse con Kojima, y los no tan fanáticos se predisponen un poquito más a asustarse. Desde películas, hasta cómics, todo es envuelto por el manto de Noche de Brujas, y por supuesto, los videojuegos no podían quedarse fuera. Aún así, tener miedo y asustarse no son las actividades más amenas para todo el mundo, pero ¿qué pasa cuando obviamos lo obvio y buscamos más allá de los Outlast y los Resident Evil?

Halloween es sinónimo de lo desconocido y lo oculto, pero quizás no lo sea específicamente del miedo. Conceptos como la muerte, los fantasmas y los monstruos no son exclusivos del horror, y los podemos encontrar en cualquier género, incluso en la comedia. Tal vez esta época sea un poco más cálida y receptiva de lo que parece en un principio.

Primera clase, camino al cielo

Si hay una compañía que supo mezclar cualquier tipo de historia con el humor fue LucasArts. Sus aventuras gráficas hicieron escuelita, y no sorprende a nadie que también se haya sumergido en el horror. Evidentemente para 1987 era bastante difícil causar algún tipo de miedo en el jugador con la generación de 8-bits, pero a pesar de ello, lograban la ambientación perfectamente del spooky month. Maniac Manson fue el primer videojuego que publicaron, y cuenta la historia de Dave Miller, un muchacho que debe rescatar a su novia secuestrada por un científico loco. Con esa sinopsis ya podemos tener una idea clara de lo que nos puede esperar en la mansión, pero siempre en un tono ligero y colorido.

En 1993 saldría la secuela, Day of the Tentacle, que redoblaba la apuesta por lo cómico. Una de las creaciones del científico, un Tentáculo Púrpura, ingiere residuo radiactivo, y ahora se predispone a conquistar el mundo. A esto hay que sumarle que, al igual que Maniac Mansion, plasmaba un arte caricaturesco pixelart que renunciaba a cualquier tipo de seriedad. Incluso los diálogos siempre se dan en un tono satírico o irónico.


«Mi nombre en Calavera. Manny Calavera.»

Ya en 1998, LucasArts volvería a danzar con la muerte para su nuevo videojuego, y nunca mejor dicho. Grim Fandango trata de una agencia de turismo, pero no una cualquiera, sino una que ofrece viajes al mismísimo Más Allá. El protagonista, Manny Calavera, una parca, compite contra otros huesudos por ver quién cierra más clientes. Absurdo por dónde se lo vea, pero increíblemente ingenioso y cómico. Por esa época, el 3D estaba recién empezando a tomar fuerza, y el estudio optó por dejar atrás el pixelart, una decisión que volvería más colorida y bizarra la aventura.

El último eslabón de Vita

Las aventuras gráficas en Japón abundan como en ningún otro lado. Hay de lo que sea, acción, detectives, slice of life y hasta de lo más picante. Una de las que más pegó en Occidente fue Danganronpa, donde un grupo de estudiantes es encerrado dentro de la misma escuela y es obligado a participar en un juego sangriento. Cada alumno debe asesinar a un compañero sin que los demás lo descubran. La idea es bastante macabra, pero cuando el que da órdenes es un oso de peluche la estética que lo rodea es completamente anime y se presenta con viñetas joviales a lo Scott Pilgrim, lo que pudo llegar a ser de horror traspasa lo absurdo y se convierte en un misterio colorido.

Con tal éxito, muchas obras empezar a salir replicando el mismo estilo, pero indudablemente una de las más destacadas es Nine Hours, Nine Persons, Nine Doors. Parte del staff que trabajó en Danganronpa fue responsable de este juego, y crearon un contexto similar. Esta vez el grupo secuestrado no se limitaría a adolescentes, ni tampoco deberían matarse entre ellos, sino resolver una serie de puzzles con una temática relacionada al número 9. El tema es que si no lo logran resolver en menos de nueve horas, el lugar va a inundarse por completo. Una situación desesperante indudablemente, pero que enfoca más la experiencia en la historia y los acertijos, que en lo terrorífico.


Juegos de Halloween recomendados
Nine Hours, Nine Persons, Nine Doors es la primer parte de la trilogía Zero Escape.

La escena indie y los metroidvania: un amor para toda la vida

La naturaleza de los metroidvania hace que cualquier temática de horror cósmico o fantasmal quede en segundo plano para darle prioridad a la acción. Mientras que Metroid inspira sus criaturas en el universo de «Alien» (Ridley Scott) complementándolo con robots asesinos en instalaciones claramente no humanas, Castlevania obviamente se basa en la obra de «Drácula» y todo lo que su castillo conlleva, con sus hombres lobo y vampiros.

El género ha explotado inmensamente en el campo indie en los últimos años. Hace poco tuvimos Bloodstained: Ritual of the Night, una secuela espiritual de Castlevania: Symphony of the Night; Blasphemous se encamina por un arte poco explorado como es el barroco, con oscuros hechiceros y seres que han perdido todo tipo de humanidad; y el favorito Hollow Knight, que juega con un territorio bastante delicado como es el de los insectos, pero que sus tiernos diseños hacen que muchos puedan tolerar las arañas y otros bichitos.


Juegos de Halloween recomendados

Seguramente muchos están pensando que ni locos van a jugar algo que tenga alienígenas, fantasmas o, peor aún, arañas. Lo que hay que entender es que estos juegos se muestra con cámaras laterales, y cualquier enemigo es muy difícil que sorprenda ya que los empezamos a ver desde relativamente lejos. Nuestro personaje siempre se ubica al medio, y cuando aparece uno de estos monstruos, lo hace desde el costado más extremo de la pantalla, lo que nos previene para cualquier estupor. También hay que decir que en este género jamás se intenta asustar, su principal foco es ser una experiencia completamente arcade, y que el centro de atención esté en dominar las ajustadas mecánicas.

Pumpkin May Cry

Nada más referencial a Halloween que las calabazas. Si hay un juego que las hace lucir es Pumpkin Jack, un hack n’ slash de la vieja escuela reminiscente a la primer PlayStation. El protagonista hace lustro de su nombre y tiene por cabeza una calabaza, con el deber de detener las invocaciones esqueléticas del mismísimo Diablo. La estética del título se alinea más por lo cartoon, como hacía en aquel entonces Medievil, otro que también jugaba sus cartas de la misma manera. Sir Daniel Fortesque, un soldado cadavérico, se pasea por un reino de corte medieval, luchando contra Frankensteins y espantapájaros.


Juegos de Halloween recomendados

Una saga que también aborda una jugabilidad similar es la de Darksiders. En una Tierra post-apocalítica, en plena guerra entre ángeles y demonios, los Cuatro Jinetes del Apocalípsis son los únicos que pueden detener un futuro debacle. Cada entrega la protagoniza un jinete diferente. War, Death, Fury y Strife son ellos, y con esos nombres ya nos damos una idea de que no son los más encantadores. Si bien no se inclinan por lo cartoon, tampoco lo hacen por el realista. Sus diseños recuerdan mucho a los de Warcraft, con esas armaduras imposiblemente grandes.

Y si hablamos de hack n’ slash, es muy difícil obviar los exponentes más icónicos. Devil May Cry y Bayonetta, hijos del gran bloqueador de Twitter, Hideki Kamiya, deslumbran por su complejo gameplay. Se enfrentan a los demonios más letales, pero sus personajes y situaciones son tan alocados que cualquier roce con el horror queda completamente opacado. Incluso las armas que llevan son totalmente disparatadas, en especial las de Dante, como Nevan, una guitarra eléctrica que lanza rayos y murciélagos, o Cavaliere, una moto que se divide en dos que funcionan como espadas dobles.

Esquivando mordiscos con mi changuito

Hubo un tiempo en que parecía que todas las semanas salía un nuevo videojuego de zombis. Además de los Resident Evil, era difícil encontrar uno que realmente lograra captar la atención. Curiosamente quién lo logró fue la misma Capcom con Dead Rising, inspirado claramente en «Dawn of the Dead» (George A. Romero). Además de contar la misma historia, un grupo de personas encerrados con olas y olas de muertos vivientes en un shopping, conseguía darle un giro y no volver la situación tan dramática. Sí, podíamos hacerles frente con pistolas y rifles, pero también podíamos arrojarles con lo que hubiera a mano, como podía ser un peluche gigante. Incluso podíamos conducir nuestro changuito lleno de cuchillos atropellando zombis a diestra y siniestra. Y lo que lo hacía realmente original al juego era que las misiones consistían principalmente en salvar a otras personas, no convertirse en el nuevo héroe de acción.


Juegos de Halloween recomendados
♪ ¡Camilla va, camilla viene…! ♫

En el apartado multijugador, los zombis también se han hecho sentir. Experiencias shooter como Left 4 Dead, o el reciente Back 4 Blood, obligan a dejar cualquier temor de lado, y apretar el gatillo hasta que las manos no den más. La cooperación es vital debido a la cantidad de enemigos en pantalla, cumplir correctamente o no el rol asignado puede ser la diferencia entre continuar jugando o la pantalla de Game Over.

El modo Zombie de los Call of Duty es un gigante por sí solo. Mucha gente sólo compra las entregas anualmente para jugarlo exclusivamente. Sus Easter Eggs hacen que la comunidad (que no es ni la más pequeña ni la más unida) se reúna como nunca para resolver los puzzles ocultos, y así desbloquear la espada ancestral que mata a diez muertos por sablazo.

El no largo Halloween

Videojuegos ambientados en Halloween hay muchos, pero cerremos bien a lo alto. Los sucesos de Batman: Arkham Knight ocurren, como no podía ser de otra manera, la noche del 31 de octubre. Batsy siempre ha estado relacionado con el terror. Su enemigo más clásico es el Joker, y todos estamos de acuerdo que el miedo a los payasos no es para nada atípico. Por otro lado está Scarecrow, alguien que justamente experimenta para sacar a flote los miedos más profundos. Y así también están los monstruos Clayface, Man-Bat y Killer Croc. Todo lo que puede llegar a pasar con estos personajes, pasa.

No todos estamos hechos para pegar el grito al cielo cuando aparece el xenomorfo en Alien Isolation, pero eso no quita que no haya una experiencia para nosotros. Es como en las películas, quizás no podamos tolerar «The Exorcist», pero sí reírnos con «Zombieland» o «Army of Darkness». Más allá de los ejemplos que di en el artículo, hay muchísimos más otros que no mencioné, como Luigi’s Mansion y su secuela o Ghostbusters: The Video Game. No hay excusas. Y si no les interesa ninguno de éstos, vayan a jugar Apex, Overwatch o Fall Guys que en unos días se terminan sus eventos de Halloween.

ImOctavius

ImOctavius

Redacción. Soldado de Kojima.
Quizás te podría interesar