returnal berazategames portada

Un Returnal a la normalidad

Pertenecer a un medio de prensa independiente es complicado. No recibimos las consolas de nueva generación, no envían todos los juegos que nos gustarían cubrir y no nos invitaron a las presentaciones oficiales del año anterior, es entendible. Por eso mismo, la emoción que sentí al ver un mail con el título de «Invitación para Hands On – Returnal» no tiene parangón. Este era el primer reconocimiento -a nivel nacional- de BG como prensa de videojuegos, y mi primer evento, ¡qué emoción!

¡Genial! tenía una cita, el jueves 6 de mayo al mediodía en Villa Crespo, con Returnal y una PlayStation 5. Un colectivo, un tren, dos subtes y un puñado de cuadras me separaban del evento. Terminé llegando con tiempo de sobra como para tomarme un café, pero había llegado. Hablo con el portero, me invita a pasar y esperar en una bella sala de espera, con varios sillones y una puerta entreabierta que vislumbraba a gente charlando. Los minutos pasan, el sueño empieza a llegar debido a mi temprana llegada… los ojos se me empiezan a entrecerrar hasta que… escucho el ruido del ascensor bajando, era mi turno.



Regresa al juego

Una vez entré a la mesa principal descubrí que me rodeaban oficinas. Pero dentro de este espacio en común había, en una esquina, una mesa con comida y un minibar; mientras que en su opuesto se encontraba, un sillón de tres cuerpos, un cartel gigante del juego, un casco y un mueble con la tele más grande que vi alguna vez, la PlayStation 5 y la partida de Returnal, que ya había comenzado el colega que me antecedía. Los organizadores de Urban me dijeron que me sienta libre de agarrar lo que sea y que tenía 50 minutos para probar el juego. Me agarré un jugo, me senté en el sillón y pasé a jugar algo que no entendía cómo funcionaba.

Mis primeros de 20 minutos me los gasté entendiendo las mecánicas del juego y perfeccionarme en él. Lastimosamente tampoco es que hubiera mecánicas muy complejas, por lo que uno aprende rápidamente los gajes del oficio: disparar, esquivar, matar gracias al superdisparo y morir. Returnal al comienzo del juego. No voy a caer en la comparación obvia que se hace con este juego, pero, la gracia es descubrir el misterio que habita en este mundo de fantasía sci-fi.

A pesar de que mecánicamente es muy simplón, esta es un arma de doble filo. Tus armas se recargan solas, pero solo podés llevar una. Si no te gusta la pistola con la que comenzás, tenés que buscar un cofre de armas que te ofrece… un arma aleatoria. Al igual que los escenarios, y vaya sorpresa tuve al notar que estos cambian con tu muerte, junto con sus enemigos y objetos. Excepto por las cosas clave, que continúan estando donde deberían y eventualmente se vuelve a repetir. No es procedural como, por ejemplo, Spelunky, pero es una buena característica.

Gracias al SSD de PlayStation 5 -junto con su potencia- permite que el backtracking del juego se complete en menos de 4 segundos. Es asombroso cómo una pantalla de carga, de una punta del mapa a la otra, dure tan poco, casi que lo hace ver fácil. Lo mismo sucede con las físicas, donde cada alienígena que es asesinado, vuela en mil tentáculos. Las partículas y luces que emanan por el Ray Tracing son muy bellas visualmente pero eso solo me recuerda a una cosa: ¿esto es la next gen?



Regresemos de generación

Sí, nosotros ya lo dijimos hace meses. La actual generación solo trae pantallas de carga rápidas, mejor iluminación y cosas destructibles en unas cuantas partículas. No hay nada en Returnal que me haya dejado con ganas de más, el márquetin de PlayStation les jugó una mala pasada. Muy amablemente, Urban me prestó los PULSE 3D, auriculares inalámbricos de PlayStation que sí, son muy cómodos y, por lo visto, tienen una buena batería, con un micrófono decente; pero lo que es calidad de audio, resultaron ser bastante comunes. Ni hablar del Tempest Engine que es inexistente. ¿Dónde está ese audio 3D revolucionario al que dedicaron gran parte de su presentación?

Lo mismo pasa con las físicas que tiene el juego, cómo interactuamos con el ambiente y cómo intervenimos nosotros en ese espacio es bastante limitado. A esta altura de su historia, esperaría que Housemarque pueda hacer que, algo tan simple como que la vegetación, se mueva a medida que voy pasando. Eso sí, el DualSense es una gran mejora en los controles de PlayStation. Es la primera vez en su historia, en la que hacen un control apto para manos occidentales; con botones que se tienen excelentes; con la vibración al nivel del HD Rumble de Nintendo; y los gatillos hápticos, que representan el único motivo real para tener la nueva consola de Sony. Es una lástima que el analógico izquierdo siga en su posición habitual, ya que a medida que iba jugando, mi pulgar seguía buscando la posición realmente cómoda que ofrecen los controles de Xbox.

La verdad es que me genera mucho conflicto que se siga eligiendo a PlayStation, cuando hace realmente poco por los jugadores. Sí, Returnal presenta una historia interesante, mecánicas que recuerdan a los soulslike y tiene el atrevimiento de meter un bullet-hell en todo esto. Es una combinación excelente, pero dura solo 5 horas y cuesta ¡SETENTA DÓLARES! Sin contar que PlayStation literalmente te vende en dólares las mismas experiencias de siempre, mientras que los juegos multiplataforma -que representan al 99% de juegos anuales- los terminarías pagando en moneda extranjera. ¿Para qué? ¿Para tener los mejores gatillos del mercado y 2 juegos exclusivos por año? ¿Y durante el resto del año qué hacés?

Gilpster

Gilpster

El hombre orquesta responsable del sitio, también soy un iluso soñador, amante del asado y de los videojuegos ¿Algo más...? ¡ah si! no, en realidad no.