LOS VIDEOJUEGOS PLAY TO EARN

Las criptomonedas están siendo adoptadas por más empresas, mientras que otras deciden no utilizarlas debido a los problemas y pocas regulaciones que las caracterizan

Cada vez son más las empresas y famosos que deciden trasladarse a los videojuegos del futuro. Actualmente el mundo del gaming se encuentra atravesado por muchos cambios, como lo son el paradigma laboral, el crecimiento de servicios y compañías y la adaptación de nuevas tecnologías al campo. Dentro de este último punto es donde los NFT y los videojuegos play to earn han tenido un gran crecimiento, generando polémica a su vez.

En sí, un NFT es un “No Fungible Token”. Traducido, una moneda no fungible (​cosa/propiedad que se consume con el uso. Viene del vocablo latino fungi, que puede traducirse como “gastar”; por otro lado, el sufijo -ble hace referencia a las cosas que con el uso se consumen). La cual consta de una pieza/imagen digital que se vende a precios fijados en criptomonedas. Bitcoin y Etheruem son las más populares y las más usadas.  

La característica más novedosa de estos tokens es que al adquirirlos, nadie tendrá una copia idéntica a la tuya. ¿A qué me refiero? Con la tecnología denominada “blockchain” se guardan en una base de datos la información y el número de la copia del NFT que uno compró. Haciendo imposible que dos personas o más tengan el mismo número de Token a la vez.



Aquí es donde entra en relación los videojuegos play to earn. Donde éstos están pensados para que puedas ganar criptomonedas y distintos NFT, mientras uno juega. Esto provocó que se planteasen varias cuestiones sobre el uso de los juegos. Entre ellas si se debiesen usar para generar ingresos. Muchos fanáticos han asegurado que éstos son los videojuegos del futuro

Y aquí es donde surgen otro de los problemas con los NFT, ya que se incluye su valor comercial. Mucho interés que ocasiono esta nueva tendencia fue su posible reventa. Debido a que existe un mercado donde cotizan en base a un valor promedio que va aumentando o disminuyendo. Generalmente su precio se ve influido por el valor de las criptomonedas. 

Al encontrarse con un activo que puede aumentar su precio, muchas compañías empezaron a presentar proyectos para su uso. Incluso desarrolladores de videojuegos buscaban implementarlos en sus IP. Esto hizo que poco a poco empezarán a surgir detractores y defensores de los NFT en los videojuegos.

Los detractores de los NFT en los videojuegos

Una de las primeras decisiones que se tomó dentro del gaming, contra las criptomonedas y los NFT, fue por parte de Steam. Desde la tienda consideran que estas nuevas tecnologías no se crearon para el beneficio del jugador o su disfrute. Es por ello por lo que enviaron un comunicado a varios desarrolladores aclarando su postura. No aceptarán ninguna IP que contenga estas características. El primero de los títulos bloqueados por la compañía fue Age of Rust.  

Lo que buscan evitar desde Steam es que los juegos se vayan transformando en experiencias “play to earn”. A lo que se refieren, es a títulos en los que uno jugando pueda generar dinero. Para luego con éste, poder hacer compras dentro del mismo videojuego o seguir invirtiendo dentro del mismo.


¿Qué dijo STEAM sobre los juegos play to earn?

El caso de Xbox y Microsoft y su punto de vista sobre los videojuegos play to earn

A su vez, la empresa de Gabe Newell no es la única que dio su opinión al respecto. Actualmente, Xbox se encuentra en un escenario de renombre y poder siendo parte importante de la industria, gracias a lo que hoy es Xbox Game Pass. Tanto es así, que Phil Spencer, CEO de Xbox Estudios, dijo qué piensa de esta tecnología.  “Creo que hay mucha especulación y experimentación, y que algunas de las creatividades que veo parecen más especulación que entretenimiento. No creo que sea necesario que todos los juegos de NFT sean especulación. Creo que estamos en ese grupo de personas que lo están descubriendo”, explicaba Spencer para el medio Axios. 

Aunque no descartó la posibilidad de que Xbox o Microsoft los use en algún futuro. Ya que, resalta que todavía se están descubriendo. Por lo que mayores regulaciones, como controles de los tokens no fungibles podrían hacer que estos lleguen a la compañía. Es decir, quizás en algún futuro, si a la empresa le conviene y existen las medidas adecuadas, los videojuegos play to earn serán adoptados.

Incluso le pasó a The Last of Us

A pesar de que la mayoría presentó una mirada en contra, muchos se arrepintieron al aceptar esta nueva tecnología. Así fue el caso de Troy Baker (actor de voz de Joel en The Last of Us) quien fue uno de los primeros en Arrepentirse. A principios de año había anunciado su colaboración con VoiceVerseNFT. Un proyecto en que los activos irían acompañados de audios. 

Baker había twitteado “puedes crear o puedes odiar”, haciendo clara alusión a todas esas personas que están en contra de esta nueva tecnología. Sin embargo, sus fanáticos se manifestaron en contra a través de Twitter. Haciendo que, al poco tiempo, el actor de voz desestimara su colaboración con los NFT. “Después de una cuidadosa consideración, he decidido no continuar la asociación con VoiceVerseNFT. Dejando a un lado las intenciones, los escuché y me disculpo por acusar a alguien de «odiar» simplemente por no estar de acuerdo conmigo”, anunciaba Troy Baker por sus redes sociales. 

Los videojuegos del futuro tendrán NFT y serán play to earn

Como se mencionó a Steam, ahora va su contraparte y competidora. La Epic Games Store al mismo tiempo que la tienda de Newell, presentó su apoyo hacia los activos y los juegos que en algún futuro los incluyan. “Epic Games Store dará la bienvenida a juegos que utilicen tecnología blockchain probando que cumplen la legislación, detallan sus condiciones y están clasificados adecuadamente en su grupo de edad. Aunque Epic no usa script en nuestros juegos, damos la bienvenida a la innovación en las tecnologías y finanzas”, explicaba Tim Sweeney (CEO de Epic) para el medio The Verge.

A pesar de esta presentación tan formal y linda, la realidad que se esconde es otra. Grit es un Battle Royale que presenta Epic el cual incluye mecánicas con NFT y criptomonedas. La polémica que surgió a su alrededor fue luego de que se descubriera que utilizan diseños en 3D de artistas para venderlos como tokens no fungibles. Además de que el título en cuestión no tiene fecha de salida, la demo que se presentó corre en muy malas condiciones. Sufriendo bajadas de FPS y constantes bugs.


Grit, el juego play to earn que esta construyendo Epic Games Store. Cuenta con mecánicas NFT y de Criptomonedas

Desafortunadamente, esto hace pensar al público en que están buscando insertar forzosamente estas mecánicas en los videojuegos. Sin un objetivo claro o controles para evitar algún tipo de fraude.

Konami y Square-Enix defienden el futuro de los videojuegos play to earn

Por otro lado, Konami ya puso en práctica esta “tendencia” con su saga Castlevania. Poniendo en subasta NFT para celebrar el 35º aniversario del videojuego. La justificación de la compañía se centra en que utilizan arte hecho por fanáticos, para luego transformarlo en tokens no fungibles. Claramente, pagándoles y reconociendo su trabajo. Sin embargo, no parecen querer cesar con estas prácticas. 

Luego se encuentra Square Enix, quién a pesar de recibir múltiples críticas por parte de sus fanáticos, no dieron marcha atrás en sus ideas. La implementación de juegos play to earn que estén relacionados con los NFT y las criptomonedas es un plan para seguir. Tanto es así que luego de la venta de los estudios responsables de Tomb Raider, Deus Ex y Thief, aseguraron que el dinero que ingresante (300 millones de dólares), sería invertido en NFT y el metaverso.

Las compañías vendidas en cuestión eran Crystal Dynamics, Eidos-Montreal y Square Enix Montreal.

¿Cual es el futuro de los NFT y los videojuegos play to earn?

“El futuro de los videojuegos son los NFT y las criptomonedas” es un discurso que se presenta mucho en el gaming por ciertos sectores y empresas. Aunque, no todo lo novedoso y futurista tiene que ser bueno o llegará para quedarse. Menos cuando se centran los valores económicos de unos pocos sobre los demás. Haciendo así un espacio en el que se puede disfrutar de un juego, un ámbito de especulación y circulación de dinero. Provocando pérdidas, estafas y/o robos a muchísima gente si no se implementan los controles correctos. 

Por lo que, aunque el panorama parece desalentador debido a la gran masividad que tienen los play to earn y los NFT, se pueden ver cambios y una lucha para no instalar un paradigma que se presenta como ostentoso desde la primer mirada. Lo importante de este problema es que los jugadores tienen la última palabra. A pesar de que se tomen decisiones apresuradas, siempre se genera una respuesta desde los receptores. Haciendo que, en los peores casos, las cosas empiecen a cambiar. 

Federico Galante

Federico Galante

Fanatico de los videojuegos, Pokemon, Wolfestein e Isaac.
Quizás te podría interesar