ES POSIBLE SER PERIODISTA DE VIDEOJUEGOS EN ARGENTINA

La industria de los videojuegos está en pañales y no termina de aprender a caminar

Cuando buscas páginas que hablen acerca de los tipos de periodista, se encuentran siempre con mínimo 5 que se repiten siempre: periodismo ambiental, científico, social, cultural y deportivo. Sin intención de desprestigiar ninguno de estas especializaciones, no se encuentra en ninguna de estas páginas el periodismo de videojuegos, o siquiera el de cine ni el de música.

Quizás sea por que entran en el cultural/entretenimiento, pero ¿acaso los deportes no son parte de nuestra cultura? En caso de que el periodismo de entretenimiento vaya a esa categoría, ¿por qué no tiene su propia categoría algo tan importante en nuestra vida como lo es el entretenimiento?



Según comenta Rippy Rizza, actual periodista de Malditos Nerds y Co-Conductor del mismo programa para la radio Vorterix. El periodismo de videojuegos se ve denigrado en cierto punto porque “no es tan importante como lo sería el periodismo de guerra o economía”. Y esto no es sólo en Argentina, si no que en el mundo. Desde New York Times, hasta La Voz del Interior -diarios de periodismo tradicional- los videojuegos carecen de una subcategoría propia. Se los junta con las secciones de tecnología, y si bien estos están de la mano -porque sin tecnología no hay consolas- se pierde entre tantas noticias que no tienen relación y queda escondido.

Quizás sea por eso que hay tan pocos periodistas especializados en este medio. La poca cobertura genera desconocimiento de que exista, esto lleva a que haya poco consumo, y eso hace que hayan pocos trabajos. Aunque para combatir esto, hace unos pocos años hubo un pequeño puñado de periodistas que creó PUVArg -Prensa Unida de Videojuegos Argentina- donde intentó juntar a agrupaciones de distintos medios especializados para promover el intercambio y facilitar el alcance al público masivo. Lastimosamente ya está difunta en sus redes llegando a tener sólo tuvo un año de vida -20/3/16 al 3/3/17- y qué casualidad, porque en 2015 fue el año que más se produjeron videojuegos en Argentina, con un total de 88 juegos y de ahí un declive a 56 para el siguiente año.

Los primeros pasos de los videojugadores en el desarrollo


estadisticas videojuegos argentina
Estadística hecha por juegosargentinos.org

Ya se ve que 2015 fue un muy buen año para la industria en general y eso, seguramente llevó a que varios medios quieran aliarse para conseguir ayuda mutua -entre ellos PUVArg, JuegosArgentinos y Checkpoint-. De estos tres nombrados, solo Checkpoint sigue en pie gracias a Patreon -un sistema de suscripción mensual donde la gente paga los dólares que quiera aportar al proyecto- pero sigue siendo un monto bajo como para poder ser un medio que se mantenga por si sólo, así que cada miembro trabaja de otra cosa que no es periodismo, contaban dos integrantes en una entrevista para el programa Bowser.

Otro medio argentino que se financia mediante Patreon es Press Over, y lo que los diferencia es que su idea fundada en septiembre de 2017 es especializarse en la industria nacional, cubriendo así todos los eventos que hayan en el país. Juan Lomanto, co-fundador del sitio comenta que a pesar de tener suscriptores mensuales y alguna publicidad temporal, casi no ganan “un peso”. Debido a esto es que, con una visión más oscura pero a la vez muy similar de la dada por Rippy, Juan ve que para que el periodismo de videojuegos emerja del nicho, tiene que haber una industria local que respalde esto, y nombra a las potencias mundiales que lideran en creación y ventas de videojuegos, tales como Estados Unidos, Japón, Reino Unido, etc.

El top mundial



Si bien, estar en el puesto 29 no es tan malo cuando ves que en la lista hay varias decenas de paises más para abajo -100 en total- y varios que habrán quedado afuera, ves países como Italia. Último en el top 10, este país que tiene casi las mismas cifras de habitantes y gente que tiene acceso a Internet que Argentina, se puede replantear cómo es que gastan cinco veces más que nosotros.

La cultura de la piratería no ayuda. Por ejemplo con Playstation 2, la consola más vendida de la historia, casi no se veían juegos originales en el país por la facilidad de “chipearla” -es cuando modificaban tu consola para que lea juegos no originales-. Está bien, la piratería no solo está en el país, y eso sumado a que la economía nunca ayuda, genera que hayan menores ventas comparado con la cantidad de gente jugando. Por ende hay menor capital a invertir en el país en cosas como publicidad, shows y eventos ya que no hay una ganancia significativa como para entrar en los mercados a los que las compañías apuntan. Como no se promueve la expansión de la cultura “gamer”, la gente de acá no intenta crear sus propios juegos -ya sea desde la narración, diseño, programación, musicalización, etc.- o ser periodistas especializados, volviendo al mismo círculo de problemas.

Igualmente, la piratería es sólo una parte a la hora de intentar explicar el motivo de la poca inversión. Cuando miramos a los otros dos países latinos que nos superan en ranking -pero no mucho en la situación de país-, nos sacan casi 15 puestos, estando México en el 13 y Brasil en el 14 con varios millones de ganancias más arriba. Entonces, ¿cuál es la causa de tanta diferencia? Brasil es un país con cultura de videojuegos -más particularmente fanáticos de SEGA, casi al mismo nivel que el fútbol- y la cultura de México no se queda atrás -siendo fieles seguidores de las consolas de Microsoft-. ¿Y Argentina? La cultura del país es exclusivamente de Fútbol. ¿Será por eso que de las pocas conferencias que se hacen más seguidas es de “Pro Evolution Soccer”? Recién varios escalones por debajo del fútbol, viene Playstation como icono de la cultura.



Cambiemos

Entonces no importa si sos un periodista de un medio hegemónico -como lo sería Rippy para Malditos Nerds y Vorterix- o estas trabajando en un medio independiente -como Juan Lomanto para Press Over-. Es el mismo mundo, el mismo continente, el mismo país que necesita un cambio. Un cambio cultural, de paradigmas, donde no se denigre al periodista como Juan que no se halló en otras ramas del periodismo y terminó enfocándose a la rama de videojuegos. Ni se denigre a la industria nacional con una mirada “eurocentrista” donde lo de afuera es mejor.

Estos pequeños cambios son como cuando no tiras tu papel de chicle a la calle: una sola persona no hace una diferencia, pero si todos lo hacen, se evitan cosas como inundaciones. Lo mismo pasa con los videojugadores, si se apoya a la industria nacional, hay un mercado más grande del que toda una gama de personas pueden aprovechar para conseguir su trabajo ideal, por que se invierte capital generando así los trabajos ideales de muchos y que el periodismo de videojuegos, entre otros trabajos, no sea trabajo para pocos.

«Creo que hasta que esto no se afiance y existan capitales que se la jueguen a invertir en nosotros, sigue siendo un trabajo para pocos. Ya que, en general, no hay plata y hay que sacrificar mucho» — Juan Lomanto, periodista de Press Over.

Gilpster

Gilpster

El hombre orquesta responsable del sitio, también soy un iluso soñador, amante del asado y de los videojuegos ¿Algo más...? ¡ah si! no, en realidad no.
Quizás te podría interesar
CUANDO HALLOWEEN NO DA MIEDO - VIDEOJUEGOS RECOMENDADOS DE TERROR
ARTÍCULOS
ImOctavius

CUANDO HALLOWEN NO ASUSTA

Desde novelas visuales hasta shooters cooperativos, Halloween es mucho más que screamers y jumpscares Llega octubre e inmediatamente se empieza a respirar Halloween. Los amantes

Leer más »