Warner Bros. generó polémica en la industria

La patente que logró Warner Bros. a principios de febrero sobre la mecánica Némesis (la cual fue utilizada en Middle-Earth: Shadow of Mordor y en su secuela Shadow of War) generó bastante controversia en el mundo de los videojuegos. La empresa venía insistiendo con el pedido desde 2016, dos años después de la salida del juego involucrado.

La mayoría de los juegos (por no decir todos) utilizan mecánicas que fueron usadas con éxito en anteriores títulos, sumadas a alguna que otra nueva. Entonces, ¿qué pasaría si más empresas imitaran lo hecho por Warner?

Antecedentes en los videojuegos

Aunque muchos puedan pensar que es la primera vez que esto ocurre en el ámbito de los videojuegos, no es así. En 1995, por ejemplo, Bandai Namco decidió patentar los minijuegos en las pantallas de carga, los cuales usó en títulos de PlayStation 1. La patente de la desarrolladora japonesa expiró en 2015, pero no se volvió a utilizar como tal en ningún juego importante. Es cierto que a día de hoy las cargas son cada vez más cortas, por lo que no tendría sentido agregar minijuegos en tiempos tan reducidos. La rueda de diálogo en los Mass Effect o la doble realidad en The Medium son otras dos patentes que, en cambio, siguen vigentes aún hoy en día.

La diferencia entre ambas patentes es bastante clara. La mecánica Némesis está dentro del juego como tal y es un agregado para los títulos que la utilicen. Por otro lado, los minijuegos de Bandai Namco no afectan al gameplay principal de los videojuegos en sí. Solo es un extra de color. Por esta razón, yo creo que lo de Warner Bros. puede llegar a ser más grave para la industria si otras empresas toman la misma iniciativa. Imaginen si más desarrolladoras patentan mecánicas que se usan en muchísimos juegos. Por un lado, provocaría que los desarrolladores sean más innovadores con sus obras pero a la vez los limitaría bastante. En algún momento las ideas pasarían a ser escasas y eso perjudicaría a muchos, incluso a los jugadores.


patente en los videojuegos warner bros.
En las pantallas de carga de Assassin’s Creed, el jugador se encuentra en un espacio vacío en el que se puede correr o practicar ataques.

Un pedido algo hipócrita

Lo que más sorprende (y me molesta) de la insistencia de Warner Bros. Games con la patente es que sus títulos con la mecánica Némesis se basaron en varios juegos. Su principal y más notoria inspiración es en la saga Assassin’s Creed. Sus mecánicas de escalado rápido o el sistema de torres para revelar ciertas zonas del mundo son solo dos ejemplos de ello. A pesar de las claras similitudes, los desarrolladores lo desmintieron. «No pensamos mucho en sus juegos. Solo queríamos hacer un mundo abierto de acción y aventura en primera persona. Definitivamente no era algo que buscáramos conscientemente», comentó hace años el director de diseño de Middle-Earth: Shadow of Mordor, Michael de Plater.

Todo ese parecido con Assassin’s Creed y otros juegos vuelve el pedido de Warner Bros. bastante hipócrita. Si Ubisoft, por ejemplo, hubiera decidido patentar sus mecánicas anteriormente, los Middle-Earth no hubieran existido. O al menos hubieran sido muy diferentes a lo que realmente terminaron siendo. Los juegos desarrollados por Monolith se basaron en varias mecánicas de otros títulos, pero Warner no quiere que otros hagan lo mismo con las suyas.



Inspirarse en algo e intentar mejorarlo

La saga de Middle-Earth basa muchas de sus mecánicas en otros títulos, pero eso no significa que sus juegos sean malos por eso. Si tuvo buenas críticas fue porque supo incluir las mecánicas de buena forma y destacar a su propia manera, sin parecer una simple copia de otra saga. Que un videojuego copie mecánicas de otro no está para nada mal, aunque en mi opinión los desarrolladores que lo hacen deberían intentar mejorarlas o agregarle algo a ellas. No copiarlas porque sí o solamente porque tuvieron éxito en otros títulos, hacerlo con un sentido.

Por lo dicho anteriormente creo que patentar mecánicas no le hace nada bien al mundo de los videojuegos y lo veo como una acción egoísta. La calidad de los juegos se mejora con el trabajo en conjunto de los desarrolladores. Si las empresas pidieran la patente de sus nuevas mecánicas, nadie más podría mejorarlas (ni intentarlo).

¿El futuro de los videojuegos?

Lo que más preocupa de la patente de la mecánica Némesis no es el hecho en sí, si no lo que puede provocar en la industria de los videojuegos en el futuro cercano. No sería raro que, lamentablemente, a más empresas se les pase por la cabeza imitar lo logrado por Warner Bros.

Lo más alentador es que en el pasado ya hubo casos de patentes en el mundo videojueguíl y eso no provocó una ola de pedidos. Otro dato positivo es que muchos desarrolladores se mostraron en contra del accionar de Warner. “¡Miré la patente, y es tan amplia que es absurda! ¡Muchos otros sistemas narrativos emergentes que he visto y en los que he trabajado podrían describirse con su lenguaje! ¡Probablemente no sea legalmente aplicable, pero yo y otros desarrolladores independientes no tenemos el dinero para averiguarlo!”, comentó Cat Manning, diseñadora de narrativa y guionista de Riot Games. Aunque ellos no tomen las decisiones finales, seguramente influyan bastante.

Reseña de Forza Horizon 5 ¿vale la pena?

RESEÑA DE FORZA HORZION 5

El mundo abierto de México nos espera para unas cuantas carreras Playground Games ha tenido un año extra para desarrollar su juego bienal, pero lastimosamente