Netlix y los videojuegos streaming

La empresa de entretenimiento apostará por ampliar el catálogo de su plataforma

Netflix es, probablemente, el servicio de streaming más reconocido de todos. No porque tenga contenido de mejor calidad que otras plataformas, sino por su antigüedad. Cada vez que sale una nueva plataforma de streaming (algo bastante común últimamente), no falta quien la nombre como el «Netflix de…». Esto incluso sucede en el mundo de los videojuegos con el Xbox Game Pass, ya que funciona de una manera muy similar a las plataformas de streaming.

Ya afianzado en el primer mercado, la empresa de entretenimiento empezará a apostar por los videojuegos, agregándolos sin coste extra en su plataforma. O al menos, esa es la idea inicial. ¿Podrá tener éxito en este mundo?

El primer paso son los juegos de móviles

Hace pocos días, Netflix anunció mediante su cuenta de Twitter que los usuarios de Polonia podrían probar dos juegos de móviles sin costo extra alguno: Stranger Things 1984 y Stranger Things 3. Ambos títulos se basan en una de sus series originales más exitosas, y no sería raro que un futuro la idea sea hacer lo mismo con otras. Por ejemplo, en 2018 Netflix lanzó Black Mirror: Bandersnatch, una película interactiva que podría catalogarse como un intento de videojuego. Aunque termina quedándose en el medio de las dos.

Empezar la incursión en esta industria con títulos para móviles creo que es la decisión más acertada y también la más lógica. Estos juegos suelen ser más fáciles de desarrollar que los de otras plataformas. Además, los juegos de celulares generalmente se dirigen a un público más casual, justamente a donde creo apuntan para arrancar. No me imagino, al menos en un inicio, que los jugadores más habituales estén muy entusiasmados con estos títulos, excepto que sorprendan con la calidad.


Netlix y los videojuegos, una de sus primeras incursiones con Bandersnatch y el entretenimiento interactivo.

¿Sus series de videojuegos servirán para poder ofrecer más títulos?

Las series basadas en videojuegos se están volviendo cada vez más populares. Y a diferencia de las películas de este estilo, éstas suelen ser de mejor calidad. A mi parecer esto se debe a que las series tienen más tiempo para contar su historia, por lo que no necesitan recortar mucho contenido. Y Netflix cuenta con dos de las mejores hasta la fecha, como lo son Castlevania y The Witcher. La primera es animada y ya tiene cuatro temporadas desde su lanzamiento en 2017. La segunda, en cambio, es live action y es protagonizada por Henry Cavill. Por ahora solo tiene una temporada, pero ya tiene una segunda confirmada para este año. El éxito de estas series provocó que la plataforma de streaming ya tenga otras pensadas, como una basada en Tomb Raider y otra en Resident Evil.

Que Netflix tenga los derechos para crear estas series significa que ya tienen alguna relación con las desarrolladoras de esos títulos. Y ya que la empresa quiere empezar a ofrecer videojuegos en su catálogo, ¿no sería bueno aprovechar esos contactos de alguna manera? Su idea será tener juegos originales pero, si no ofrece un catálogo third-party, veo difícil tengan éxito en un futuro cercano. Que títulos como The Witcher o Resident Evil sean ofrecidos creo daría más confianza a la gente. Esto seguro sea difícil, pero valdría la pena.

¿Series, películas y videojuegos en una misma plataforma?

Como ya había comentado en mi artículo sobre películas de videojuegos, la principal diferencia entre ambos productos es nuestra participación en ellos. En las películas somos meros espectadores que no influyen en la historia. Por otro lado, en los juegos participamos activamente en la trama y controlamos a los personajes. Esto obviamente sucede también en las series. Y este concepto creo que puede afectar en la inclusión de videojuegos en Netflix.

Ofrecer ambos productos en una misma plataforma no sé si sea conveniente. Es cierto que tiendas como la de PlayStation también tienen películas y videojuegos, pero creo que poca gente compra ahí las primeras, al menos por esta región. Por todo esto pienso que será complicado que la gente se dirija a Netflix para jugar, excepto que haya títulos de gran calidad que lo ameriten. De todas formas veo esto como un problema no tan serio para el inicio, ya que es básicamente algo de costumbre.

Un movimiento innecesario que no sumará tantos suscriptores

La idea de Netflix de empezar a ofrecer videojuegos en su plataforma es, evidentemente, una estrategia para sumar suscriptores. O al menos intentarlo, sabiendo que lleva varios meses estancado en ese aspecto. A pesar de su deseo, dudo que muchas personas decidan pagar Netflix solo por los juegos, incluso con el mismo precio. O si llega a ocurrir, será dentro de varios años. Tampoco creo que fracase, pero probablemente pase sin pena ni gloria.