retos en los videojuegos

La dificultad de los videojuegos también la aumentan los jugadores

Los retos autoimpuestos por los propios jugadores son cada vez más comunes en el mundo de los videojuegos. Desde los típicos speedruns hasta pasar los juegos con ciertas restricciones para que sean más complicados. ¿Significa esto que los videojuegos de hoy en día son más fáciles?

Cada minuto cuenta

Los speedruns (carreras de velocidad) son los desafíos más conocidos. Como lo indica su nombre, la meta de este reto es terminar un título en el menor tiempo posible y, en algunos casos, aprovechar los bugs para ello. Y no solo eso. En algunos juegos, hasta detalles mínimos como el idioma pueden ser claves. Su popularidad es tal que hay gente que se dedica a mejorar sus propios récords para ser reconocidos con el mejor tiempo a nivel mundial.



Este reto no necesariamente significa la dificultad haya disminuido, ya que se llevan a cabo en toda clase de videojuegos. Desde juegos de carreras como Mario Kart 64 a otros más difíciles como Dark Souls, en todos es posible hacer un speedrun. La elección del título depende más de cuánto lo conocés que de la complejidad del mismo.

Los retos como forma de entretenimiento

Muchos de estos tipos de retos probablemente no serían tan practicados si no fueran grabados o emitidos en Youtube, Twitch y demás plataformas. Al requerir mayor atención y ser más difíciles que jugar normalmente, menos gente está dispuesta a hacerlos para ellos mismos. Además, varios de estos desafíos son tan originales que es difícil que se les ocurran a muchas personas. Un ejemplo podría ser los retos que completaba el streamer español Silithur, quien llegó a terminar algunos juegos solo usando comandos de voz. Configurar estos comandos no es fácil y lleva su tiempo, agregándole otro obstáculo al desafío.



Todo esto no significa que previo a la aparición de estas plataformas los jugadores no llevaran a cabo retos parecidos. Si no que su popularidad aumentó gracias a ellas y ahora es muy normal que casi cualquier jugador haya probado algún desafío.

Pokémon, un caso donde la dificultad es la razón

En mi experienca personal, el desafío que más intenté fue el nuzlocke en casi todas las versiones de Pokémon. El reto consiste principalmente en que si uno de tus monstruos muere, no se lo puede volver a usar, provocando que los apreciemos todavía más.

La popularidad de los nuzlockes se debe principalmente a la poca dificultad que supone completar un título de Pokémon para los jugadores antiguos. Al jugar una de las nuevas entregas por primera vez, es interesante pasarlo de manera normal, pero al rejugarlo suele ser bastante fácil.

Este reto también se vio favorecido por Youtube, ya que es típico que los canales dedicados a esta franquicia hagan series sobre nuzlockes. Esto provocó que el reto tenga cada vez más variantes para aumentar todavía más la dificultad. A pesar de la popularidad de este desafío, Game Freak parece no prestarle atención al pedido de hacer juegos más complicados.

En los retos, la dificultad por defecto no suele importar

Aunque la idea principal de los retos en los videojuegos sea aumentar la dificultad. no significa los juegos sean cada vez más fáciles. Los distintos desafíos posibilitan nuevas experiencias en títulos que ya conocés y permiten que no sea aburrido rejugar tus videojuegos favoritos. Siempre habrá ciertas excepciones en las cuales los retos se hacen por la baja complejidad, pero no es una regla general.

Quizás te podría interesar