el mundo de los juegos de pelea

La necesidad de arreglar problemas de todo tipo con una pelea limpia y justa en su estado perfecto

Es curioso como uno de los géneros más exitosos desde que las personas aprendieron lo que era un videojuego sea también de los más simples. El vasto mundo del juego de pelea presenta un escenario muchas veces fácil de seguir y entender, haciendo que cada vez más personas se sumen. Seamos fans de este o no, la influencia que posee sobre la competencia dentro del medio es altísima e innegable. Pasando por una mera reunión amigable para desquitarse con una de las muchas versiones de Street Fighter II, hasta darnos uno de los momentos más memorables de la escena profesional. Apareciendo tal vez en distintos formatos, más estratégicos o más de reacción, la idea de duelo o pelea siempre ha estado allí, acompañándonos. Pero, ¿sabemos apreciar esta compañía?

Composición y claves

A partir del surgimiento de las máquinas arcade y su popularización, la necesidad de contar con un multijugador local se impregnó como foco de atención. Es acá donde nace lo que se conoce como el primer videojuego de peleas, Heavyweight Champ. Pero no sería hasta 1984 que veríamos al referente que marcaría un antes y un después para el videojuego de pelea, Karate Champ. Su fama se expandió principalmente gracias a su versión de NES, permitiendo confrontaciones de dos personas desde la comodidad del hogar. El más puro sentimiento de poder dar vuelta la balanza en las situaciones más adversas era el punto clave de emoción para el jugador promedio. Poder concentrar esta emoción y experiencia en un solo cartucho era lo que terminó por fascinar a toda la comunidad de videojuegos. Haciendo de cada pelea una aventura diferente.

Por esto mismo, el género comenzó a pesar en las escenas casuales y las, aún jóvenes, competitivas. Y alejándonos de las razones ya expuestas, también el modelo de juego facilitaba mucho la entrada de nuevas personas al medio. A nivel global, lo cierto es que en su momento e incluso hoy en día, se puede determinar que todo juego de pelea comparte un mismo núcleo del que parte para explorar nuevas mecánicas. Este núcleo o sistema nos presenta tres acciones fundamentales, el ataque, la defensa y el movimiento, y cada una de ellas puede concebirse desde distintos ángulos. Por ejemplo, los primeros títulos no presentaban la alternativa del salto, parte clave del movimiento y la defensa actualmente. Los contraataques hoy conforman todo un sistema de pelea aparte. Metajuego que en su momento era impensado, haciendo irreales conceptos como el parry.


Pelea del videojuego Karate Champ
El concepto de salto en Karate Champ era tan novedoso que muchas veces se tomaba como un movimiento especial

Experimentando con lo ya existente

Ahora que ya hemos determinado los tres elementos primordiales del juego de pelea, podemos analizar como ciertas sagas o títulos han adaptado este trío a su propia fórmula. Para empezar, tenemos al apartado arcade, donde encontramos franquicias como Street Fighter, The King of Fighters, Marvel vs. Capcom, etc. Este apartado centra su atención en verdaderamente hacer de sus movimientos especiales, especiales. La dificultad con la que presentan los comandos de múltiples ataques crearon una gran diferenciación entre jugadores novatos y experimentados. La escena del formato arcade es una de las más demandantes y complicadas de dominar, ya que basa su juego en la competición pura y dura. Ojo, esto no quiere decir que si no se es un «pro» en estos juegos no se disfrutan, sino que justamente apunta a esta escena competitiva y altamente experimentada.

Por otro lado, tenemos a una de las sagas de mayor renombre, Mortal Kombat. Acá enfrentamos un caso curioso, ya que en favor de ser más accesible en cuanto a combinaciones de botones y dominación, convertía esta dificultad en un añadido, superficial. Los fatalities enseñan no es necesario que un videojuego de peleas sea difícil para tener éxito. Fuera de toda la polémica que causaron, los movimientos finales son una recompensa por haber dado una buena pelea. Pero llegan a un costo, ya que aparte de ser combinaciones diferentes, estas estaban ocultas. La novedosa forma de acercamiento al elemento del ataque inspiró a que muchas otros títulos dieran pie a modificar estos tres elementos y jugar con ellos. Creando una nueva mirada sobre como concebimos la victoria y la derrota en los juegos de pelea.


Juego de peleas Verdict Guilty.
En Verdict Guilty, si jugamos con un personaje que luche contra el crimen tenemos la opción de esposar a nuestro rival en lugar de el típico K.O

La nueva cara

Finalmente, nos encontramos con todos aquellos títulos que sobresalen por tergiversar de manera brutal estos tres elementos. Llegando incluso a relacionarlos con la victoria y la derrota. Die By the Blade presenta una fórmula en la que de un solo golpe perderemos, por lo que hace un énfasis en el contraataque y un ritmo de juego pausado. Cada error es literalmente castigado con la muerte y esto se contrapone a las propuestas de otros juegos como Divekick. En este también perdemos de un golpe, pero con la diferencia de que no podemos movernos y nuestros comandos son el salto y una patada. Por lo que su foco se ubica en nuestro timing, el posicionamiento y el aprovechar cada mínima oportunidad.

Creo que esta dualidad ejemplifica perfectamente la gran diversidad que el género de peleas tiene para aportar. Dos juegos que parten de la misma idea de un solo golpe y que a su vez, encuentran la manera de torcer este tan radical cambio para crear dos experiencias que son increíblemente distintas. Por supuesto que ahí afuera existen más ideas novedosas que apuntan a cambiar conceptos de este gran género. Ultra Fight Da Kyanta 2 no ejecuta un real cambio sobre ningún elemento y termina por ser bastante estándar en cuanto a gameplay. Pero la falta de innovación en lo que a mecánicas refiere se gana en carisma y estética. La gama de colores, los efectos de sonido y la personalidad que transmite lo hacen uno de los títulos más únicos dentro del género.


Footsies, juego de peleas minimalista
Footsies busca transmitir una experiencia más tradicional y pura, contando con solo un botón de ataque y solo movimiento horizontal

Hay algo para cada persona

La gran ventaja de el género de peleas es que existe una experiencia para cada jugador o jugadora. Cada vez más se impulsa la idea de que debe poder acomodarse a cada usuario en un título en particular, y es por esto que existe una variedad tan grande. Estamos hablando de un apartado en el que literalmente existe un motor que nos permite personalizarlo completamente a nuestro antojo. Es claro que muchas veces es divertido simplemente jugar un rápido torneo contra la máquina o retar amistades a un estándar de la industria. Pero tampoco debemos olvidar que ahí afuera existe una cantidad industrial de títulos que buscan desafiar estos mismos estándares, demostrando el verdadero potencial de uno de los géneros más longevos del mundo de los videojuegos. Y pensar en el simple hecho de que todavía tenga tanto para dar luego de muchos años, es motivo de respeto.

Beronicle

Beronicle

Todo comenzó con un Brick Game y ahora acá me tienen. Admirando la portada de Smash Court Tennis Pro Tournament 2 y con un gusto obsesivo por la Game Boy Advance.
Quizás te podría interesar
NOTICIAS
Redaccion

FILTRACIÓN: COD ZOMBIES.

Un filtrador expone un posible remake de TranZit, un mapa del modo zombies en Black Ops II. El conocido filtrador «TheGamingRevolution» afirma que, para este

Leer más »